A la conquista de Tarraco

El Mallorca, con Albert Escipión Ferrer a la cabeza, quiere conquistar Tarraco con el objetivo de comenzar a escalar el Angliru de la clasificación hasta clavar la bandera en los puestos que se han marcado esta temporada: como mínimo, los seis primeros. Bueno, de momento la distancia solo es de tres puntos antes de comenzar la jornada, pero ya se dice que no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

En esta ocasión, el cónsul mallorquinista tendrá a su disposición a los veintitantos guerreros, como dijo en su día Utz Claassen, propietario de la legión de Son Moix,  que forman el plantel esta temporada. No hay excusas. Con toda la infantería y caballería disponible, a excepción del baby Brandon, Chapi Ferrer tiene margen de error con los 18 convocados. Ya lo dijo en rueda de prensa el míster: no se puede depender de un jugador. Además, a estas alturas hay jugadores de sobre para suplirle. Puede equivocarse con algún jugador en la convocatoria. Además, también tiene margen de error en el once que vaya elegir. Pero es que, además, si se volviese a equivocar por segunda vez puede corregirlo haciendo tres cambios. Con la única baja de Brandon, que es un jugador importante para el equipo pero no fundamental a estas alturas, como acabo de decir, no hay excusas. Creo que la única forma en la que el Nástic puede ganar al Mallorca es corriendo más. Y ese pecado es el que durante toda la pretemporada se ha predicado que hay que corregir en la sala de prensa de Son Bibiloni. Ya lo dijo Escipión Ferrer el día de su presentación: “La Segunda división es una categoría en la que primero has de correr y luego jugar”. Desde luego, si haces el trabajo (correr), el talento aparece solo.

Los jugadores del RCD Mallorca en un entrenamiento durante la pretemporada

En Alcorcón las unidades bermellonas recibieron su primera alerta amarilla (y nunca mejor dicho), que se calmó con la exhibición de defensa que se hizo contra la Ponferradina. Hace dos semanas, Bianchi fue incapaz de apaciguar a los leones en la Catedral y la semana pasada se dejó el marcador seco contra el Numancia de Arrasate. En Tarraco no se quieren más balas de fogueo. El técnico catalán podría poner toda la artillería pesada en la delantera del equipo con la pareja Bianchi-Acuña. Se quiere morder y eso es lo que está transmitiendo el vestuario. Además, puede darse la curiosidad (casi con toda seguridad se dará) de que haya más guerreros mallorquines en el campo de batalla grana que en el mallorquinista. Como dice Eros Ramazzotti, son las cosas de la vida. A todo equipo en construcción hay que darle un tiempo. Es cierto que ya será el quinto partido. Pero, pase lo que pase, hay que tener en cuenta que jugadores como Costas, Bianchi o Sissoko llegaron en los últimos días de mercado. Y repito lo que he dicho anteriormente, no hay excusas. El Mallorca puede y debe ganar en Tarraco. Es más, ganar este partido sería dar un golpe de efecto importante: no solo se sumarían los primeros tres puntos fuera de casa, sino que, además, se conseguiría doblegar a una de las revelaciones de este inicio de temporada y a uno de los equipos más sólidos de la categoría.  

El guerrero Joan Oriol ya dijo el miércoles que la defensa ha de ser sólida y no hay que cometer errores. Si bien el talento aparece en ataque, el trabajo ha de aparecer en defensa. Solo se han encajado goles en dos de los cuatro partidos. Y esa es la línea a seguir. Teniendo una delantera que va afinándose semana tras semana la dinamita llegará. El partido púnico será a las 17:00, el Nou Estadi de Tarragona el conventus y la afición espera que el Mallorca se parezca a los romanos en todo menos en el circo. Se trata de una conquista que comienza en Tarraconensis y que provincia a provincia ha de lograr volver a tener en su mapa el Imperio BBVA.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.