Macedonia de dudas

Deberes (casi) hechos. Solo queda vencer en Logroño a Luxemburgo para certificar el billete para la Eurocopa de Francia del año que viene. Se tenía que vencer y se venció. Además, la victoria vale doble puesto que Eslovaquia fue incapaz de pasar del empate contra Ucrania, nuestros dos perseguidores. Para cerrar el apartado de celebraciones, mención especial para dos jugadores: Santi Cazorla, que ha celebrado su 75ª internacionalidad siendo titular y Sergio Ramos, que ha conseguido la victoria número cien con la Selección. 

Adentrándonos en el partido, la Selección ha seguido siendo el mar de dudas que lleva siendo durante toda esta fase de clasificación. Desde que se marchase David Villa, he visto una plantilla espectacular, pero descompensada. Buena portería, muy buena defensa, buen centro del campo, pero la delantera todavía está en proceso de adaptación. Diego Costa, al que Del Bosque le ha dado más oportunidades que El Corte Inglés,  sigue en su eterno periodo de adaptación. De todas formas es un jugador muy válido bajo mi punto de vista. Un jugador con la mordiente de Costa nunca sobra. Entonces, mientras el brasileño se adapta ¿qué hacemos?¿le pedimos los registros del guaje a Paco Alcácer, que acaba de cumplir 22 años? Una tercera opción es volver al falso nueve, sistema en el que todas las selecciones nos tienen cazados y que resta profundidad. 

Santi Cazorla, durante un lance del encuentro contra Macedonia/UEFA

Con España virtualmente clasificada para la Eurocopa y atrapada entre dos generaciones, creo que es el momento ideal para hacer una reflexión y aclarar qué jugadores han de ser el futuro de la selección. Esta dulce transición, que denominó en su día Del Bosque , ha servido para abrir la puerta de la selección a varios jugadores. Pero los que siguen marcando las diferencias son los del Mundial de hace cinco años: Andrés Iniesta, David Silva y Juan Mata. Se quiere apostar por el futuro pero se sigue dependiendo del pasado. Mal asunto.

Antes de que finalice este 2015 España va a jugar tres partidos: dos de clasificación contra Luxemburgo y Ucrania y un amistoso contra Inglaterra. A esto hay que sumarle los posibles amistosos que se jueguen en 2016 antes de iniciar la andadura en el Europeo. Creo que es el momento idóneo para trabajar con un grupo concreto de jugadores y apostar por ellos. La decisión de quienes no  han de seguir en la Selección es difícil, pero fuera hay mucha calidad que puede aportar savia nueva a una generación de jugadores que han ganado, algunos de ellos, dos Eurocopas y un Mundial. 

¿Por qué no apostar fuerte por Thiago Alcántara, por Aleix Vidal o Alberto Bueno para la delantera? Quizás meter a Marco Asensio todavía sea algo prematuro para la próxima Eurocopa, pero no tardará mucho en caerle una convocatoria para la absoluta. Hace tiempo que la Selección gana sus partidos pero no convence. Vence por inercia, por jugadas puntuales y rivales con poco nombre crean mucho peligro. Durante la fase de clasificación podíamos ocultar o disimular este hecho diciendo que era una simple transición. Pero a partir de ya, con la clasificación virtual, es el momento de apostar fuerte por 5-7 jugadores que ofrezcan savia nueva a este grupo. Todavía hay tiempo de amoldar varios jugadores que ayuden a confeccionar un equipo que luche por lograr la cuarta Eurocopa. Con la clasificación en la mano y sin haber empezado todavía otras fases, ahora es el momento.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.