Del Bosque, una 'Voz Sabia'

Vicente Del Bosque, el Marqués, el seleccionador de la Selección española de fútbol, estuvo este viernes en la presentación del libro Voces Sabias: El arte de vivir en tiempos de cambio, de Elena García Quevedo que se presentaba en La Casa del Libro, en plena arteria de la Gran Vía madrileña. Y ahí no quise faltar. Grabadora, cámara y libreta en mano, me dirigí para allá para conocer un poco más de esta obra, pero sobretodo, intentar averiguar algo más el futuro del salmantino. Y la verdad es que cuando le saludé me sorprendí.

Son las 19:14 y en la tercera planta del majestuoso local, dedicado, entre otras materias, a deportes, llega Vicente Del Bosque junto a dos personalidades de la casa. Algo desorientado, buscando la sala de actividades me paro para saludarle y fotografiarme con él. La verdad es que en el rostro del seleccionador vi agotamiento y cansancio. Me da la sensación de que no es el mismo Vicente que hace cuatro años. Pero todo queda en una simple impresión, puesto que hace cuatro años no le vi de cerca como lo pude hacer en ese acto. Cuando restaban pocos minutos para que comience el acto, a las 19:26 concretamente, el seleccionador pide si hay algún balcón o algún lugar para tomar un poco de aire. Para ser sinceros, el espeso ambiente humano agobiaba un poco. Del Bosque, con traje y corbata, buscaba algo de aire para pasar los minutos que quedaban para que comenzara un acto que se retrasaba al rededor de diez minutos. 

Vicente Del Bosque, en la presentación de 'Voces Sabias', en La Casa del Libro

Una vez comenzada la presentación, se presenta el libro, que hablaba de nueve nombres propios...¡Y qué nombres!: Joaquín Fuster, Iñaki Gabilondo, Federico Mayor Zaragoza, Margarita Salas, Núria Espert, Miguel Delibes Castro, Luis Goytisolo, José Luis Sampedro y don Vicente Del Bosque. Se mezclan en unas páginas comunicación, ciencias, literatura y fútbol. El propio Del Bosque ha reconocido que "estar en este libro junto con estos ocho grandes nombres me da un poco de apuro porque quizás el menos experto en la vida soy yo". Sin embargo, si por algo está en este libro de la burgalesa es por algo. Ha marcado tendencia en estos últimos años con los logros de la Selección Española y para muchos, la alegría que ha dado a este país está a la altura de las ciencias o de la literatura. En su intervención, el salmantino ha dicho que "es bueno que no nos creamos los mejores del mundo".

Según él, el éxito cosechado por la selección no es fruto de la casualidad. No es fácil enlazar dos Eurocopas y un Mundial. La causa de tal éxito es debido a que "hemos tenido suerte en estos últimos años, hemos tenido una materia prima que es buena, unos buenos jugadores, una buena convivencia". El fútbol transmite una serie de valores que forman a futbolistas y que les ayuda a crecer como personas. "El ganar o perder, al menos para mí, durante estos años ha significado una fortaleza emocional grande. Pero perder a veces es una fortuna porque te hace ser más normal, que es algo que no es simple". 

Estar tantos años en el mando de la absoluta de La Roja conlleva ver muchos cambios, de jugadores, de técnicos, de ciertos métodos. Pero el técnico ha ido más allá y ha hecho una clara comparativa del vestuario en la actualidad con el de hace cuarenta años. "Claro que he notado los cambios que se han producido en un vestuario de fútbol en los últimos años. Antiguamente un vestuario era más familiar y más cercano". Hay métodos que cambian pero "en lo sustancial, las relaciones personales dentro de un vestuario no han cambiado y no deben cambiar: la generosidad, el respeto y la tolerancia. Sin embargo, parece que hay jugadores a los que el entrenador no puede quitar porque el propio entrenador queda como un tirano o se juega el puesto". ¿A quién iba ese dardo?¿A Cristiano Ronaldo?, ¿a Bale?, ¿a Messi?, ¿a Diego Costa? Hagan sus cábalas, pero al seleccionador no le ha faltado razón. Llegados a este punto aprovecho para preguntarme, ¿hasta dónde llega la jerarquía de un entrenador hoy en día?¿por qué la decisión de sentar a una estrella ha de provocar que peligre su cargo cuando el entrenador sabe más de fútbol, en teoría, que sus dirigentes?

Para acabar, Del Bosque ha puesto el ejemplo de la llegada del macedonio Miljan Miljanic al banquillo del Real Madrid para explicar cómo cambian ciertos métodos de un tiempo a esta parte: "En la temporada 1974-75 llegó un entrenador yugoslavo a España que antes de los partidos quería que la hora antes de cada partido hubiera un silencio sepulcral enorme para que los jugadores estuvieran concentrados. Ahora esto es impensable. Ahora el vestuario es un vestuario con una música que eligen los jugadores y que no te queda más remedio que aceptar. Nosotros aceptamos lo que proponen los jóvenes en el vestuario, forma parte del método de los jugadores y si ganamos será el mejor método".

Pese a que no se ha mojado sobre su futuro, tampoco era el día indicado para ello, ha sido agradable escuchar al hombre que nos hizo tricampeones de Europa y campeones del Mundo. No obstante, pese a que solo son sensaciones, creo que tiene los meses contados en el banquillo de La Roja por voluntad propia. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.