El Mallorca crece entre los matices

Se dice que cuando un equipo está en construcción crece mejor en confianza con resultados positivos que con derrotas. Algo obvio. He parafraseado una canción de Maldita Nerea para resumir la sensación que ha dejado el Mallorca esta jornada: crece entre los matices. Una semana más, el Mallorca ha dejado claro que está en línea ascendente, que crece partido tras partido y que solo el obstáculo del gol hace que no lleve cuatro puntos más. Sinceramente lo pienso. Con la pegada del año de Oltra, el Mallorca hubiese ganado en Oviedo y en Anduva. Pero no. La pegada que cuenta es la de ahora. 

No obstante, creo que debemos destacar la figura de Albert Ferrer. Da la impresión de que, a diferencia de sus antecesores, el catalán sí sabe transmitir a sus jugadores sus ideas y, lo más importante, ha conseguido que sus jugadores lo plasmen en el terreno de juego. "Los chicos saben que si hacemos las cosas bien podemos ganarle a cualquier equipo de la categoría", decía el viernes en sala de prensa. Hoy, perdiendo dos a cero, los bermellones han dado un paso adelante y han igualado el encuentro.

El Mallorca llegaba a Anduva avalado por los dos últimos encuentros, donde las sensaciones que dejó esperanzaban que los pupilos de Chapi derrotasen a un equipo que solo había perdido uno de los últimos nueve encuentros en casa. Y lo cierto es que los primeros 45 minutos al Mallorca el campo se le hizo muy estrecho. Se le hizo muy estrecho porque el Mirandés salió con la defensa muy adelantada y dispuesta a pelear el balón. Sin embargo, esto no hizo que los insulares no llegaran al área. Tuvieron posesiones efímeras pero en las que se pretendía combinar rápido para descolocar al rival. Un tempranero gol local tras una media salida de Timon Wellenreuther ponía por delante al Mirandés y hacía volver los fantasmas de antaño al municipal burgalés. El Mallorca propuso un juego basado en el ataque y en el volver a empezar. Tuvo varias ocasiones para ponerse por delante, aunque jugando con una marcha menos de la necesaria. Rolando Bianchi, muy trabajador todo el partido, no llegó a un gran centro por banda para anotar su segundo tanto de la temporada. Manuel Arana, por su parte, tuvo una ocasión muy clara pasada la media hora de encuentro. Un minuto después, un error en el despeje del portero mallorquinista facilitaría el segundo tanto local.

Joan Oriol disputa un balón con Lago Júnior durante el encuentro/ Imagen: LFP

En la segunda parte, el Mallorca salió con una marcha, o dos, más. Gran parte del segundo periodo ha sido un ejercicio de acoso y derribo buscando la igualada. Y, curiosamente, dos de los tres centrocampistas del equipo, Abdoul Sissoko y Javi Ros, lograrían establecer el empate en el marcador. El Mirandés ha desaparecido durante media hora en la segunda mitad. La media hora en la que el Mallorca ha avasallado la meta defendida por Raúl Fernández. El equipo ha merecido llevarse los tres puntos por el empeño. La única bala que Carlos Terrazas ha podido sacarse de la manga (o mejor dicho, del banquillo) es el mallorquín Abdón Prats. Tras endosarle un hat-trick al Real Oviedo en Copa, era la esperanza local para lograr el gol de la victoria. Peleó todos los balones y llevó el poco peligro local al borde del final del encuentro. Pero no llegó a más.

Cinco puntos de nueve. Puede parecer que no son cifras de ascenso. Sin embargo, creo que debemos quedarnos con la sensación de que el equipo crece, esta vez de forma real, jornada tras jornada. No se ha ganado pero, en primer lugar, es un bloque compacto y que defiende bien (los goles han sido dos errores puntuales de Timon), en segundo lugar, se sabe a que quieren jugar (posesión, posesión y más posesión y volver a empezar) y el entrenador, y para mí es lo más importante, ha conseguido que sus jugadores transmitan lo que él les dice en el verde. La próxima semana llega el Almería y creo que no puede llegar en mejor momento. Las sensaciones que deja el Mallorca es que se está formando un bloque, que es lo que permite ganar partidos a largo plazo, no las individualidades.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.