¿Hasta dónde tenemos que llegar? ¡Es deporte!

Este viernes por la noche, MARCA contaba que durante la tarde varios periodistas del programa Le Iene de la televisión italiana entraron en casa de Marc Márquez para zarandearle, agarrar e insultar al catalán en su propia casa de Cervera. Por lo visto, estos 'periodistas' le estaban esperando en la entrada del aparcamiento de su casa para entrevistarle. Los acontecimientos han pasado a mayores cuando el piloto se ha negado a hablar. ¿Hasta donde ha de llegar esta historia?

Hace apenas una semana Valentino Rossi sacó claramente de la pista a Marc Márquez en Sepang y desde entonces solo he oído halagos hacia el italiano. Que si son cosas del deporte, de la competitividad, que si pobre Valentino, que si el mundo está en su contra. ¿Acaso el que ha hecho algo mal es Marc Márquez? Porque de lo contrario no he oído a (casi) nadie que le defienda. Reconozco que el motociclismo ni es mi pasión ni soy el máximo entendido, pero ¿desde cuando se aplaude el sacar a un rival de la pista? Es más, este pasado miércoles los ultras de Nápoles exhibieron una pancarta en la que se podía leer "Valentino, a Valencia sin reglas. Tibia y peroné". ¿Acaso en el deporte todo vale?¿Dónde ha quedado aquel Valentino carismático que caía bien a prácticamente todo el mundo? Desde luego, tras el incidente del pasado fin de semana su imagen se ha degradado y, pese a que se convertirá en uno de los mejores pilotos de la Historia, su imagen quedará manchada no solo por su acción en Malasia, sino por su posterior rueda de prensa en la que decía tener a todo el mundo en su contra. 

Periodistas italianos enseñan las cámaras tras el incidente/ Imagen: MARCA

A medida que iba pasando esta semana y todo el mundo se iba pronunciando sobre la acción del pasado fin de semana veía como nadie respaldaba a Marc Márquez, que por mucho pique personal que tenga con el italiano es la víctima de dicha acción claramente. Ya lo dijo Joaquín, la acción es roja directa sin duda. Queda una semana para que el Mundial 2015 baje el telón y, desde luego, no puede haber mayor tensión tanto competitiva como extradeportiva en todas las partes. Un solo gesto, una estrategia puede provocar que se tire un mundial de Moto GP que se podía ganar. Es el momento en que todos los pilotos y sus escuderías piensen más en esta última carrera, en lo deportivo, que toda la polémica que se genera a su alrededor. 

Por último, espero que la justicia tome parte sobre lo sucedido con Marc Márquez, así como la UEFA con las pancartas del otro día. Es deporte y ha de haber piques y provocación. Pero lo que jamás puede haber es incitación a la violencia como ha sucedido en estas dos ocasiones. ¡Es deporte!

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.