Un festín en Kiev

En Kiev acabó nuestra última Eurocopa y en Kiev hemos terminado de preparar la próxima. Un encuentro que a priori no tenía alicientes para los nuestros pero en el que hemos acabado sacando conclusiones bastante positivas sobre algunos jugadores. Thiago Alcántara ha crecido en todos los aspectos y aspira a liderar el centro del campo de la selección española en los próximos años. Cesc Fàbregas ha celebrado cien partidos con la elástica nacional luciendo capitanía y siendo uno de los mejores del encuentro. Nacho Fernández ,otro nombre propio. Colosal. En lugar de tener 25 años parecía que tenía 32 y llevaba 108 internacionalidades. Y por último, y no menos importante, De Gea. Ha estado formidable. Ha parado todo lo parable e imparable. Ha supuesto una solución a los errores en las coberturas de la defensa y, por qué no, quizás gracias a él España se ha llevado los tres puntos de Ucrania.

Todavía nostálgicos por el escenario en el que se disputaba el encuentro, ambas selecciones han salido al ataque pero con cierto respeto en los primeros minutos. Bajo la atenta mirada de José Mourinho, que, por lo visto, estaba siguiendo a Andriy Yarmolenko, el partido ha ido creciendo en cuanto a intensidad y ocasiones por ambas escuadras. Hasta que en el minuto veintiuno un gran regate de Nolito y un pase en profundidad a Thiago ha servido para que el del Bayern centrara el balón desde la línea de fondo y el debutante Mario Gaspar anotara con un gran remate de cabeza el gol de la victoria. Una gran jugada colectiva que ha supuesto el primer tanto y que no era sino el primer engranaje de un buen partido de los de Del Bosque en el Día de la Fiesta Nacional. 

Los jugadores de la Selección celebrando el tanto de Mario/ Imagen: Getty Images

Dos minutos después del primer tanto, Nolito enlazaría una jugada idéntica, con pase final a Cesc Fàbregas, quien provocaría un penalti bastante claro. El de Arenys de Mar se encargó de ejecutarlo y lo falló. Tras el penalti errado España bajó la intensidad y eso provocó el enfado de Vicente del Bosque y Toni Grande ante las llegadas del conjunto ucraniano. 

La segunda mitad comenzaba con varios avisos locales a los que De Gea contestó de forma magistral para convertirse poco a poco en el hombre del partido. En el minuto nueve de esta segunda mitad se produjo la mejor jugada del encuentro: conexión magnífica de Thiago e Isco con taconazo incluido que acaba con un gol anulado a Mikel San José. En los instantes finales, Ucrania siguió buscando el gol más por inercia que por convencimiento. Faltaron ideas y precisión en los últimos metros. De lo más destacable encontramos dos disparos desde el vértice del área de Konoplyanka y varios paradones de De Gea a Rybalka y a Rotan. 

Y así ha acabó la fase de clasificación de la Selección española para esta próxima Eurocopa. Una clasificación en la que ha habido varios altibajos a nivel de juego en varios partidos y ciertas crisis, sobretodo tras la derrota en Eslovaquia, que los chicos de Del Bosque han conseguido apaciguar encontrando antes los goles que el juego. El partido de hoy creo que, en cuanto a juego, ha sido el mejor de la clasificación. Y creo que no es casualidad. Se han juntado en el centro del campo tres jugones: Thiago, Isco y Cesc. Creo que en ellos debe cimentarse el futuro de la selección española. Ninguno de ellos es un Xavi o un Iniesta, pero tienen calidad suficiente para llevar el peso de un estilo al que desde el cuerpo técnico se niegan a abandonar. A partir de ellos tres en el centro del campo y De Gea en la portería hay que comenzar a hacer la futura lista de relevos. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.