Florentino, el muñeco del pimpampum

Apenas han pasado 48 horas de la finalización del Clásico y a Florentino Pérez le han dado palos para hacer un fuerte. Los mismos que hace dos años le vitoreaban tras conseguir  su segunda Copa de Europa como máximo mandatario blanco ahora le culpan de todos los males. Pero si me paro a pensar, esto no es nada nuevo. De hecho, Florentino lleva siendo durante muchos años el muñeco del pimpampum del Madrid. Al presidente se le atiza por lo que hizo, por lo que no hizo, por lo que hace y por lo que no hace. Repasemos.

Con Champions o sin Champions, a muchos les mola atizar al presi. Hace dos temporadas se llegaba a la final de Champions League contra el Atlético de Madrid en Lisboa. En la previa al encuentro, Florentino llegaba a la capital lusa vitoreado por miles de aficionados, hasta el punto de que alguno se atrevió a compararle con Santiago Bernabéu. Horas después, en el minuto 93, Sergio Ramos firmaba la prolongación de Ancelotti un año más en el banquillo blanco con un espléndido remate de cabeza. En la celebración, la gente se acordó de todos. De Carlo, de Ramos, del Barça y del presidente. Curiosamente hace dos días en el césped del Bernabéu había el grueso de la plantilla que ganó aquella final y el mismo presidente, pero un entrenador distinto. Entonces, ¿la culpa del 0-4 es del presidente no?


Florentino Pérez, el pasado sábado en el Palco / Imagen: Mundo Deportivo

La excusa de los entrenadores. Este es uno de los argumentos que más gustan. "Es que no tiene paciencia con los entrenadores". En la parcela de escoger técnico, el máximo mandatario blanco ha cedido un par de veces. De hecho, de los últimos cuatro técnicos, sólo ha escogido a dos. Manuel Pellegrini llegó avalado por Jorge Valdano, que en 2009 era el director general del club y Rafa Benítez ha sido una apuesta personal de su mano derecha, José Ángel Sánchez. Florentino sólo escogió a Mourinho, que en 2010 era el mejor técnico del mundo, y a Ancelotti, que desde hacía años se lo tenía prometido. La cantidad de entrenadores que el Real Madrid ha tenido en los últimos años es la que es. Los grandes de Europa se han cansado de cambiar entrenadores temporada tras temporada.Comparen. El Real Madrid en los últimos quince años ha tenido a trece entrenadores distintos. El Bayern, nueve, el Barça, once, el Chelsea, ocho, el Milan, diez...Cambios en los banquillos hacen todos. 

"Florentino necesita un director deportivo". A Florentino le han criticado por trabajar sin un director deportivo, por decidir él solito acerca de algunos fichajes. Pero durante sus dos mandatos han pasado por dicho cargo Jorge Valdano, Emilio Butragueño, Arrigo Sachi, Benito Floro y Miguel Pardeza. Cinco nombres que, a priori, son baluartes del mundo del fútbol. ¿Se acuerdan qué jugadores llegaron con estos señores? Flavio Conceiçao, Gravesen, Diogo,...En el Madrid muchas veces funciona mejor que esta figura de director deportivo se mezcle con la de entrenador, como pasó con Mourinho. El luso quiso a Callejón y a Altintop y a los dos les sacó un rendimiento mayor del que se les había visto, con sus limitaciones. 

"Florentino es un derrochador". Esta frase es tan famosa como antigua. Es la calificación fácil. Un derrochador que en su día juntó a Carvajal, Toni Kroos, Modric y Benzema por menos de cien millones. Un derrochador que llegó en 2009 cuando el club presentaba unas cuentas propias de una quiebra financiera y a las que ahora ha conseguido renegociar todas las deudas. Da igual que el Manchester se gaste 80 millones en Martial o que el Barça lleve más de 150 millones detrás del caso Neymar, el derrochador sigue siendo Florentino.

La verdad es que durante  su mandato, Florentino ha cometido errores, como no traer a Xabi Alonso en su día directamente de la Real Sociedad o no contratar este verano a Jürgen Klopp, que podía venir gratis y fiar la dirección del equipo a Rafa Benítez. Pero lo que no vale es utilizarlo como franco fácil y pagar con su figura las responsabilidades de otros. Si Cristiano hace un mes que pasa de jugar se dice. Si Bale sigue sin hacer  dos regates seguidos se dice. Si Danilo sigue sin ser el Danilo del Oporto se dice. Si Isco es invisible en el campo se dice. Y si el Madrid de Rafa Benítez lleva un tercio de Liga dejándose puntos y sin jugar a nada también. Pero Florentino no tiene la culpa de la alineación que hace su entrenador ni de que sus jugadores se paseen durante noventa minutos por el campo contra el Barça. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.