Lección de Wembley: un himno contra el terror

El partido se presentaba bajo la sombra del terror, del miedo, de la oscuridad que los atentados del pasado viernes en París y de los continuos rumores de atentado en estos últimos días. Y Wembley respondió. Al terror se le contestó con unidad (dos países cantando un mismo himno), con solidaridad (fair-play entre los jugadores de las dos selecciones) y con deporte. Por días como hoy me siento muy afortunado por ser aficionado al deporte.  Hoy ha exhibido su fin máximo: unir. 

Realmente lo deportivo tenía poca historia. Ninguno de los dos se jugaba nada. Se había convertido en un partido homenaje lo que en un principio era un mero trámite y un marrón para muchos jugadores. Wayne Rooney tuvo la primera ocasión clara del encuentro tras un disparo de falta a los veinte minutos desde la frontal. El mismo delantero volvería a tener otra ocasión muy clara a la media hora de encuentro, con un disparo desde la frontal que se iba desviado por poco. Pero el gol no se resistiría antes del descanso. En el minuto 38, una combinación entre Clyne y Rooney acaba con un pase al joven Dele Alli, que con un magnífico disparo desde el vértice del área marcaría un auténtico golazo por la escuadra. Al descanso se llegaría con una gran jugada individual de Sterling, que se iba desviado por poco. 


Los jugadores de ambas selecciones, antes del partido / Imagen: Reuters

La segunda mitad comenzó con un golazo del que fue uno de los mejores del partido: Rooney. Una gran carrera por la banda de un eléctrico Sterling, sirvió un centro al delantero del Manchester, que sin dejarla caer anotaba el segundo tanto del encuentro. A Francia a lo largo del encuentro se la veía tocada mentalmente y apenas creaba peligro. Jugaba con el piloto automático puesto y hasta que no salieron Griezmann y Giroud no crearon peligro. Se vio un partido con ritmo, pero el contexto en el que se jugaba hacía que en muchas ocasiones fallara la concentración en varias ocasiones.

Seguramente este parón de selecciones haya sido el más largo que recuerdo. Por desgracia se ha hablado poco de la clasificación para la Eurocopa que en menos de siete meses se disputará en el país galo. Se ha querido aprovechar el deporte, el mayor fenomeno capaz de unir a la gente, para sembrar el terror. Pero los jugadores y los aficionados han dado una lección. Hoy se ha demostrado que el fútbol es mucho más que un deporte.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.