Adán se toma la venganza

Tras vapulear a Deportivo y Sporting, el Real Madrid de Zidane hacía las maletas por primera vez para ser exigido fuera de su feudo. Visitaba el Benito Villamarín, estadio que no ve ganar a su equipo desde el doce de septiembre. El poco morbo que podía ofrecer el encuentro lo puso Dani Ceballos, que se enfrentaba al equipo que lo quiso en verano, pero no pudo Van der Vaart, que no estaba ni convocado. Los blancos pincharon un partido más fuera de casa y se alejan un poco más de la Liga. Liga que, por supuesto, todavía no está perdida. Pese a la derrota se pueden ver varias diferencias con el Madrid de Rafa Benítez: actitud, juego y ocasiones. Que los blancos no ganaran el partido tiene un elemento accidental. ¿O no? Antonio Adán, extraordinario, no quiso que los blancos ganaran.


Los verdiblancos fueron quienes avisaron primero a través de varias llegadas al área de Keylor. A los seis minutos Álvaro Cejudo marcó seguramente el gol de la jornada. Un disparo de Rubén Castro tras una jugada individual que para Keylor, derivó en el joven Fabián, que peleó el rechace de espaldas con Pepe, dejando el balón al cordobés para que empalmara un disparo desde la frontal que se coló por la escuadra. Ese gol era fruto de un Betis muy intenso, quizás el más intenso de la temporada. Defendía con cinco centrocampistas (gracias a las constantes ayudas de Kadir y Cejudo) y recuperaba pronto una pelota que al Real Madrid apenas le duraba. No obstante, pasado el cuarto de hora, el Betis bajó una marcha y el Madrid quiso aprovecharlo para presionar. 


Antonio Adán, en un lance del encuentro/ Imagen: LFP

Los blancos dieron un paso para adelante y consiguieron romper la primera línea de defensa verdiblanca. En un primer momento se vio a un equipo partido en varias fases. Se distinguían dos bloques grises: la defensa, en donde Varane se complicó la vida en más de una ocasión, y el doble pivote con la línea atacante. Los blancos partidos, además de la intensidad local, ayudó a que apenas llegaran balones en condiciones a Benzema y a Cristiano. Pero el dominio madridista comenzó a tener continuidad a la media hora de partido. Una magnífica combinación entre Cristiano y Benzema (la primera, quizás), acabó con una ocasión clara que falló el de Funchal. Un minuto más tarde, Pepe remató completamente libre de marca un saque de esquina que se escapó por poco del marco de Antonio Adán. En la jugada siguiente, Petros cometió un claro penalti sobre Benzema, al pisarle el tobillo, pero el árbitro no lo vio. Poco a poco los blancos iban tumbando el terreno de juego a su favor e iban visitando el área verdiblanca con mayor frecuencia. Todos los jugadores fueron ganando presencia en el partido, a excepción de tres: Danilo, que dejó varios huecos en su banda, Isco, que tuvo chispazos, y James, que estuvo lento e impreciso.

En la segunda parte, los de Zidane salieron en tromba en busca del empate. Un inicio parecido al del Madrigal. Intentaban buscar espacios ante un Betis muy ordenado. El técnico francés dio entrada a Carvajal por un Danilo que se había visto superado por todo. Un pase de Toni Kroos para un James que arranca en fuera de juego acabó con un pase a Benzema, que marcó a puerta vacía. Con el paso de los minutos, el Betis notaba el tremendo esfuerzo de los primeros minutos del encuentro e iba reculando metros hasta llegar al punto de no poder pasar del centro del campo. Un pase magistral de Modric para Toni Kroos acabó con un balón para Benzema que paró de forma espectacular, una vez más Adán. El de Mejorada se estaba tomando su particular venganza ante su ex equipo.

Demasiados puntos se están dejando los blancos. La entrada de Carvajal por Danilo fue clave para que los blancos ganaran desequilibrio y desborde. Da la sensación de que el ex del Oporto está desbordado constantemente. Por otra parte, los blancos notaron la baja de Bale, determinante en los últimos encuentros. El próximo sábado se enfrentan Barça y Atlético de Madrid. Los blancos deberán concienciarse de la vitalidad de los tres puntos de esta próxima jornada por el duelo directo entre los dos competidores. De lo contrario, sí que podremos dar la Liga perdida por parte del Madrid. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.