Bale y Benzema echan una mano a Zidane

El Bernabéu presentó un aspecto de gala para recibir a Zinedine Zidane en el banquillo. A diferencia de a lo que nos habíamos acostumbrado durante las últimas semanas, Zizou se llevó una tremenda ovación cuando fue nombrado por megafonía. Enfrente estaba el equipo revelación de la Liga. El Deportivo de Víctor Sánchez del Amo, que ha cumplido prácticamente una primera vuelta excepcional, no sólo en cuanto a números, sino también en juego. Isco volvió al once tras más de un mes ninguneado por Rafa Benítez. Era una prueba trampa para el malacitano puesto que llegaba al encuentro sin ritmo tras mucho tiempo parado.

"Mis jugadores tienen que disfrutar jugando", decía el técnico francés en el día de ayer. Dicho y hecho. Los blancos comenzaron con mucha movilidad de centro del campo para arriba. El Deportivo, por su parte, no llegó para nada acomplejado. Lucas Pérez tuvo un mano a mano a los pocos minutos que Keylor Navas desbarató para evitar el tanto deportivista. El constante intercambio de posiciones de la BBC puso en serias dificultades al conjunto gallego. Gracias a ello les fue imposible a los centrales visitantes fijar a los atacantes blancos y generaron muchos espacios.

Bale, celebrando el segundo tanto del partido / Imagen: LFP

A los catorce minutos, un saque de esquina local que Sergio Ramos remató mordido acabó con un gran taconazo de Karim Benzema para abrir el marcador. Alejandro Arribas rompió la línea del fuera de juego, lo que permitió que el gol subiese al marcador. El delantero francés anotaba el primer tanto de la era Zidane y su gol número cien en la Liga. Casualidades de la vida. O no. A los blancos se  les veía activos, con una excelente movilidad de la BBC intercambiando constantemente posiciones y con un Modric estelar. A los veintidós minutos llegaría el segundo. Un pase de Modric para Benzema, que abre a la banda para Carvajal, acabó con un centro del madrileño para que Bale rematase de cabeza y anota el segundo tanto. Pese a los dos mazazos, los visitantes no se acomplejaron y no renunciaron a buscar el tanto y lo hicieron bajo la amenaza de un gran Lucas. El Real Madrid, timoneado a las mil maravillas por un Kroos que volvió a ser Kroos y por un Modric estelar, siguió atacando la portería de Germán Lux y lo hizo aprovechando las constantes subidas de Dani Carvajal y Marcelo. 

La segunda parte comenzó con doble cambio. Sergio Ramos fue sustituido por Raphael Varane. En el Deportivo, se marchó Fede Cartabia, que en la primera mitad apareció a chispazos, y entró Jonás Gutiérrez. A los cinco minutos, Bale anotó el tercero. Cristiano, que cayó en banda derecha (demostrando el intercambio continuo de la BBC de posiciones), centró un balón raso que el galés ajustó al palo corto. A los diecisiete minutos, un saque de esquina de Toni Kroos lo aprovechó Gareth Bale para elevarse de forma sensacional para anotar su particular hat-trick. Con el partido sentenciado, el técnico francés quitó a Isco del terreno de juego y dio entrada a James Rodríguez para que jugara los últimos 25 minutos.

Para acabar, Zidane remató los cambios sustituyendo a Bale, que, con tres goles bajo el brazo, se fue ovacionado, dejando el terreno de juego a Jesé. De esta forma, el técnico volvió a contentar a una plantilla asqueada: volvieron a jugar Isco y Jesé, Bale recuperó su mejor versión y se atrevió a sustituirlo. En los últimos minutos los blancos bajaron una marcha y el Deportivo lo aprovechó para estirarse en ataque. El partido acabó con un quinto gol de Benzema para cerrar la noche. Los blancos cierran la primera vuelta con una victoria contundente en el estreno de un Zidane que, parece, ha despertado a una plantilla que estaba agotada con Benítez.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.