Batalla con armas de fogueo

El Mallorca acaba la primera vuelta como la empezó: perdiendo. Un gol de Juan Villar en el último minuto tira un gran partido del Mallorca, una vez más, tapado por la esterilidad en ataque. El Valladolid se encontró un gol en el que ni ellos mismos creyeron a lo largo de todo el encuentro. Pero la metieron, que es lo que cuenta. Por otra parte, a Pepe Gálvez no se le puede pedir más. Los cambios que introdujo fueron todos ofensivos. Se plantó cara y dominó a un rival directo (en teoría) por el ascenso. Se crearon muchas ocasiones, pero el gol no llegó. Queda demostrado que la causa de todos los males no era Chapi Ferrer. Con el catalán se ganaba, se perdía y no se marcaba. Y con Gálvez se gana, se pierde y tampoco se marca.


Al Mallorca le costó entrar en el partido. El conjunto de Miguel Ángel Portugal salió con mayor ambición y con el propósito de jugar en campo contrario ante la pasividad local inicial. Pero, poco a poco, los de Gálvez se sacudieron la presión inicial, dieron un paso al frente y se produjo un intercambio de papeles. El ataque local adelantó diez metros su línea de presión y ello propició que el Mallorca pasara a equilibrar un encuentro con más verticalidad que posesión. Hay que destacar en este cambio de rumbo la figura de Damià Sabater, un partido más. Su presencia en el campo fue fundamental, coincidiendo los mejores minutos del Mallorca cuando el centrocampista estuvo más cerca del área de Kepa Arrizabalaga. Las ocasiones locales tuvieron un nombre propio: Brandon. Las continuas asociaciones del mallorquín con Moutinho y Coro no dieron su fruto a modo de gol, pero se tradujeron en varias ocasiones muy claras.

Damià, peleando un balón con Álvaro Rubio / Imgen: LFP

Una vez más, quedaban al descubierto las carencias locales de cara a gol, mal que ha azotado a los mallorquinistas durante toda la primera vuelta que, por cierto, acababa con este partido. A los 26 minutos, un pase a la espalda de los centrales de David Costas lo aprovechó Coro con un gran movimiento y su disparo acabó en el larguero. El Mallorca mejoraba con el tiempo y veía poco a poco la vulnerabilidad de la defensa pucelana. Tras varios minutos de dominio local, la primera parte acabó con un dominio equilibrado y con un Maheta Molango que desde el palco se le vio desquiciado ante el kick boxing de Rodri y Juan Villar. Los visitantes tuvieron alguna ocasión aislada, pero la seriedad en defensa, junto con Wellenreuther, desbarataron el peligro. 

En la segunda mitad los locales salieron con el convencimiento con el que no habían comenzado el partido. En los primeros cinco minutos, Aveldaño, Brandon y Fofo pudieron abrir el marcador. El Valladolid intentó apaciguar las embestidas locales con un disparo de Timor desde la frontal. Los acontecimientos aventuraban una segunda parte con muchas ocasiones. Portugal quitó a  Tiba y buscó velocidad por la banda dando entrada a Mojica. Pepe Gálvez, por su parte, también movió el banquillo y dio entrada a Pol Roigé, que debutaba con la elástica roja. Tanto el catalán como Damià tuvieron dos ocasiones para abrir el marcador, pero el gol se resistía. 

A los setenta minutos se producía el regreso a Son Moix de Alejandro Alfaro entre ciertos aplausos y tímidos pitos de la parroquia local. El andaluz entró en sustitución de Manu Del Moral, desaparecido en el partido. El técnico mallorquinista, por otro lado, dio entrada a James Anthony Davis y sentó a Fofo. Al minuto siguiente, el Valladolid tuvo, seguramente, la ocasión más clara del encuentro en la cabeza del recién entrado Alfaro, tras un centró desde la izquierda de Mojica. A diez minutos del final, un saque de esquina botado por el conjunto vallisoletano acabó con un gol anulado por fuera de juego de Villar. Sin embargo, a dos minutos del final del encuentro, un gol de Juan Villar catapultó todas las opciones que tenían los bermellones para ganar el partido.

Buenos detalles de Roigé

A los trece minutos de la segunda mitad se produjo el debut del catalán Pol Roigé. Pepe Gálvez movió ficha e introdujo al ex extremo del Sabadell al terreno de juego en detrimento de Moutinho en el que fue el primer cambio local. Intercambién posiciones, jugando tanto en la izquierda como en la derecha y mostró detalles de mucha calidad. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.