El IES Ramon Llull sopla las velas del Centenario

En enero de 1916 el mundo vivía sumergido bajo una enorme burbuja de tensiones que había desembocado en la I Guerra Mundial. Por primera vez en la época moderna, las potencias chocaban en su modelo imperialista y eso desencadenó una de las dos mayores sangrías de la historia. Mientras, en nuestro país (y, concretamente, en nuestra isla), un 25 de enero de ese año se iniciaban las clases de secundaria en un nuevo edificio que, hoy en día, es el Instituto Ramon Llull. El instituto como institución educativa, valga la redundancia, fue fundado en el año 1835 y hasta 1916 se encontró ubicado en el colegio de Montesión. De hecho, hay quienes consideran que todavía hoy, el colegio de los jesuitas tiene ciertos materiales pertenecientes al primer Ramon Llull. No fue hasta en 1916 cuando encontraremos dicho centro en la ubicación actual


Debido al absolutismo de Fernando VII, la idea de este instituto no llegará pasada su muerte (que fue en 1833). A partir de ahí comenzaron los primeros brotes liberalistas. Ello dio lugar a que varios intelectuales, como Guillem Moragues, Joan Muntaner, Joan Despuig o Pedro Juan Morell solicitaran la construcción del actual instituto. En un primer momento, el nuevo centro ubicado donde hoy se denominó Instituto General y Técnico de Palma. Varios años más tarde, en 1924 pasaría a llamarse Instituto Nacional de Segunda Enseñanza. En julio de 1936, y debido al golpe militar contra la República, se producirá una separación de sexos llevada a cabo por el sacerdote Francesc Bosch.

Las autoridades  junto con el director del centro / Imagen: José Sellés

A partir de ese momento, el centro adquirirá el nombre de Instituto Nacional Masculino de Segunda Enseñanza Ramon Llull. La importancia que irá cogiendo dicho centro reside en que, aparte de la educación primaria, la Universidad era la única educación posterior, que llevaba vigente desde 1483, aunque fue abolida por orden real en 1832. Lo cierto es que, hasta hace más bien poco, sobre la fachada principal del edificio se exhibían impactos de bala que tienen su origen en la Guerra Civil española. 

Precisamente este lunes 25 de enero de 2016 se cumplían cien años desde el inicio de las clases en el actual edificio (no del nacimiento de la institución, cabe recalcarlo) y no había mejor fecha que esa para dar inicio a los actos del centenario del edificio de la considerada institución educativa más antigua de España. Al acto asistieron el rector de la Universidad de les Illes Balears, Llorenç Huguet, el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, el Conseller de Educación y Universidad, Martí March, el alcalde de Palma, José Hila, además del director del centro, Josep Fillol. El acto estuvo conducido por el profesor de Historia y coordinador de los actos del centenario, Gabriel Alomar. Profesores de distintas generaciones, jubilados, profesores actuales, ex alumnos y familiares se dieron cita para celebrar un acontecimiento único. 

Panorámica del salón de actos donde se celebró el evento / Imagen: José Sellés

Martí March destacó que la creación del instituto balear fue "un intento de modernizar a la sociedad de Baleares, que era necesario". Además, recordó que por las aulas del centro han pasado grandes intelectuales de la isla. Y no es menos cierto. Antonio Maura, Josep Lluís Pons i Gallarza, Alexandre Roselló, Guillem Cifre de Colonya o Gabriel Alomar i Villalonga son algunos de los mallorquines ilustres que han pisado, ya sea como alumno o como profesor, el instituto. El Conseller, además, destacó alguna experiencia personal que había tenido en el centro, pues en alguna ocasión se examinó en el instituto balear.

Por su parte, el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, destacó que "cien años pasan volando y suceden muchas cosas en ese tiempo. Lo importante es que conmemoramos que hace cien años se pudo acceder en Mallorca a la educación secundaria, a una educación superior". "En su día, acceder a esta educación era un privilegio, mientras que hoy es un derecho y esto creo que hay que destacarlo", agregó. Por último, habló el alcalde de Ciutat, quien destacó que "este instituto ha construido parte de la historia de Palma". 

Fachada principal del Instituto Ramon Llull / Imagen: José Hila

Tras las intervenciones de las autoridades, varios alumnos participaron del acto, algunos tocando una pieza musical y otros leyendo la crónica del día siguiente a la inauguración de dicho centro que hace cien años había publicado el periódico. El evento acabó con un reportaje audiovisual preparado por varios profesores de la casa. Cien años cumple el edificio. Un edificio inconfundible. El de la plaza del tubo, el de avenidas, el de la Biblioteca, el grande ese. Tres cifras que esconden mucho más que tres simples dígitos. Entre sus paredes se ha mascado la cultura mallorquina, se han curtido intelectuales como Antonio Maura o cantantes como Chenoa. Pero no hace falta recurrir a grandes nombres para darte cuenta de lo familiar que es un centro que deja huella. Vayas a la edad que vayas sigues teniendo 18 años y sigues nervioso por la Selectividad. Piedras que se desgastan, alumnos que pasan y profesores que se jubilan. Pero recuerdos que para siempre permanecen.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.