Los Reyes Magos pasan por Mallorca

En el día de la cabalgata, tres Reyes Magos se presentaron un par de horas antes por la sala de prensa del Iberostar Estadio. No eran Melchor, Gaspar y Baltasar. Eran Utz Claassen, Robert Sarver y Maheta Molango. Las doce era la hora y el recinto bermellón el lugar donde dejarían un preciado regalo: 20.620.012,50 euros en las arcas del club. El alemán, al que se ha puesto en la diana antes y después de su llegada a la mayoría accionarial, ha cumplido quizás su mayor promesa: "Estoy capacitado para incorporar a la entidad inversores con músculo financiero", dijo en mayo de 2012. Tres años después, el Mallorca tiene la mayor estructura económica de la Segunda División. 

En la página cuatro de este mágico libro del año del Centenario del RCD Mallorca se cerró el acuerdo por el que el norteamericano Robert Sarver adquiría la mayoría accionarial del conjunto isleño. Se citaron el alemán y el norteamericano en una notaría de Madrid para cerrar el acuerdo. Y este martes, cinco de enero, fecha en la que hace justo un año desaparecían del mapa Llorenç Serra Ferrer y Biel Cerdá, Sarver ha pasado a un primer plano y Claassen ha dado un impulso, que diría Florentino, a la estabilidad económica del club.

Molango, Claassen y Sarver, tras la presentación / Imagen: RCD Mallorca

Pasado el mediodía, entraban por la puerta de la sala de prensa los tres protagonistas del acontecimiento. Utz Claassen abrió la conferencia de prensa reconociendo estar orgulloso por haber afianzado y asegurado el futuro del Mallorca. El teutón, sentado en el centro de la sala de prensa, custodiado por Maheta Molango, a su derecha, y Robert Sarver, a la izquierda, confirmó que me quedo a largo plazo como accionista del club. Orgulloso por haber podido completar la operación, reconoció que en este año especial para el mallorquinismo, es un honor ser el presidente de un club como el Mallorca. Por lo tanto, pese a las constantes críticas y rumores, Claassen cumple con su palabra de proyecto a largo plazo

Acto seguido ha tomado la palabra el empresario norteamericano, quien ha querido tener unas primeras palabras de agradecimiento hacia el alemán: "Quiero dar las gracias a Utz y a su consejo por el trabajo realizado durante este último año". Tras ello, ha confirmado que la segunda persona que quedaba por presentar, Maheta Molango, sería el Consejero Delegado del club. Frente al temor que produce el que venga un inversor extranjero, algo desconocido para la sociedad mallorquina, el norteamericano ha querido dejar claro, en primer lugar, que el club pertenece a la comunidad, a la gente de la isla. Me estoy dando cuenta estas horas que estoy aquí que Mallorca es una isla fantástica y quiero quedarme mucho tiempo aquí. Su mensaje ha ido más allá de lo futbolístico y ha querido incentivar a que la gente vaya al estadio: "Ellos son los importantes, sin fans no habría deporte". 

Sarver se ha presentado a los jugadores esta mañana /Imagen: RCD Mallorca 

A continuación, ha tomado la palabra Maheta Molango, el nuevo consejero delegado, avalado por haber sido futbolista, hasta hace nada en activo, y haber trabajado en el gabinete jurídico de varios equipos de fútbol de élite: "He hablado con Marcelino Elena y me ha transmitido los valores de este club. Esperamos volver a la élite sin prisas pero sin pausa". Con un discurso realista, ambicioso e ilusionante, el suizo ha querido dar un voto de confianza tanto a Pepe Gálvez como a Miguel Ángel Nadal: "Hay un entrenador en funciones, pero no hemos venido aquí con ninguna idea preconcebida. Nadal es un buen tipo, además de ser una institución en este club. Estamos cómodos con él". 

Por último, Sarver ha reconocido que el fútbol español reúne todos los requisitos para invertir, y más, un espacio como Mallorca: "En los últimos años analicé las ligas de Europa y llegué a la conclusión de que había que invertir en la Liga Española. España reúne todos los requisitos y Mallorca es un lugar fantástico". También ha hablado de que hay que remodelar varias infraestructuras del club, puesto que quiere infraestructuras top. Para concluir, Molango ha lanzado un mensaje ambicioso: " No soy fan de promesas ni de ascensos, lo soy del trabajo. Queremos devolver el club a Primera División, que vuelvan las glorias y que los jugadores se sientan orgullosos de vestir la camiseta del Mallorca"

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.