'V' de Vázquez, 'V' de victoria

La segunda aventura de Fernando Vázquez en el banquillo de Son Moix no ha podido comenzar mejor. Victoria contra un Alcorcón que se ha pasado gran parte de la primera vuelta en puestos de play-off. Llegaba a Mallorca con un ataque temible liderado por Álvaro Rey, que hoy ha sido el mejor del conjunto alfarero, Óscar Plano y el goleador David Rodríguez, que hoy ha sido neutralizado por la zaga bermellona. En el Mallorca se han visto los primeros retales del nuevo estilo de Vázquez: crecer a partir de la extrema seguridad defensiva. Con menos ocasiones de lo habitual al Mallorca le bastó para vencer gracias a un riguroso penalti sobre Moutinho. Debutó Adrián Colunga, que tuvo destellos de calidad durante el cuarto de hora que jugó pero Pol Roigé fue el mejor de los bermellones.


En su primer once inicial, Fernando Vázquez dejaba en el banquillo a Damià Sabater, el jugador revelación de la primera vuelta en el conjunto mallorquinista. Era todo una declaración de intenciones. Se primaba el juego físico de Sissoko, ayudado por Coro y Acuña, en detrimento del canterano. Además, Pol Roigé debutó como titular dejando a Moutinho en el banquillo. Y la verdad es que cuando el catalán tuvo gasolina fue el mejor del encuentro. Desborde, descaro, velocidad y ayudas en defensa caracterizaron al extremo. De hecho, la primera ocasión clara del partido fue suya. El el minuto trece, tras pinchar muy bien un balón alto, cruzó en exceso el balón y por poco batió a Dmitrovic. Acuña y Corominas ejercieron una gran presión y el primero fue víctima de varias entradas duras por parte del Alcorcón. El paraguayo tuvo la segunda ocasión clara del encuentro. Tras un centro lateral, en el minuto 34, desde el punto de penalti disparó alto. 

Michael Pereira, celebrando el tanto de penalti / Imagen: LFP

En la segunda mitad, el Mallorca salió con la misma intensidad con la que comenzó el encuentro. Al cuarto de hora, Fernando Vázquez decidió cambiar las dos bandas. Pol Roigé estaba agotado y su presencia iba decreciendo a medida que pasaban los minutos. Entraron Michael Pereira y Mourinho en detrimento del catalán y de un Corominas al que se le vio impreciso con el balón. Juan Ramón López Muñiz, técnico del Alcorcón, respondió con otro doble cambio: entraban Mayor (que hoy cumplía 32 años) y Collantes por Álvaro Rey y Natxo Insa. Ambos equipos ejercieron varios intercambios de golpes que derivaron con un penalti sobre Moutinho en el minuto 76. Con un enérgico Maheta Molango que no paraba de animar desde la grada, la afición se contagió del espíritu del suizo para vitorear al equipo. 

Michael Pereira a los 77 minutos transformó el penalti, engañando al portero visitante para establecer el 1-0 en el marcador, resultado con el que finalizaría el partido. No obstante, en los últimos minutos apareció el fantasma del Valladolid. El Mallorca acabó replegado en su área con un Alcorcón que buscó el empate por activa y por pasiva. En el último minuto, Timon Wellenreuther salvó el partido con una espectacular mano tras un gran disparo de David Rodríguez. Ahí estuvo el empate. Y ahí el guardamenta teutón lo salvó. 

El debut de Vázquez no pudo tener mejor guion. Partido correcto, práctica y victoria. "He mirado a la grada, a la afición y estoy feliz de estar aquí", decía el gallego en sala de prensa. La victoria tiene un gran mérito. Y más, teniendo en cuenta que el técnico apenas lleva un cuarto de hora en la isla. De hecho, ha reconocido que "he notado a los jugadores algo tensos, no sé si por estar abajo o por el cambio de entrenador. Pero hay mucho margen de mejora". Siempre se ha dicho que no hay mejor manera de que un equipo se construya que a través de una victoria. Hoy ha sido la primera, ¿de cuántas? En junio lo sabremos. Lo cierto es que, por el momento, este sábado se escribe con V. V por el estreno de Fernando Vázquez, pero también V de victoria. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.