Carrera al trono de la RFEF

En la RFEF se está librando todo una batalla al más puro estilo Juego de Tronos que va a concluir el próximo 22 de abril. Las elecciones a la presidencia del máximo organismo del fútbol en nuestro país se enmarcan en un contexto demoledor: Dos candidatos (por el momento) intentan destronar a un presidente que lleva 28 años en el cargo (más años que Rita Barberá como alcaldesa de Valencia, toma ya), que lleva varios meses siendo investigado por complicidad en casos de corrupción de la  FIFA, que tiene a la mayor parte de la afición (por no decir toda) en contra y que lleva tiempo sin comparecer en reuniones con el Consejo Superior de Deportes y la LFP. La última consiste en la petición del CSD al Tribunal Arbitral del Deporte en expedientarle. Por si no lo saben, el señor del que hablo es Ángel María Villar

Hace poco menos de un año, Villar anunció que volvería a presentarse para estas elecciones a la presidencia. Fue el pasado enero cuando presentó el proyecto electoral, proyecto que, por cierto, ha sido tumbado en reiteradas ocasiones por el Consejo Superior de Deportes por ignorar la Orden Ministerial 2764/2015 por la que se regulan los procesos electorales en las federaciones deportivas españolas. El calendario electoral que tenía previsto el presidente incluía tres fechas: el 19 de febrero, para oficializar la convocatoria de elecciones, el 9 de marzo como fecha tope para la presentación de candidaturas y el 18 del mismo mes para la proclamación oficial de la comisión electoral. Así que muy bonito todo. 

Miguel Ángel Galán, Villar y Jorge Pérez, los tres candidatos / Imagen: RFEF

Junto al vasco, hay dos candidatos más que están dispuestos a arrebatarle el cargo. Hablamos de Miguel Ángel Galán y Jorge Pérez. Cuando hablamos de Miguel Ángel Galán, hablamos del, hasta la fecha, director de la escuela de entrenadores (CENAFE). Fue el primero en presentar su candidatura desde el momento en que Villar anunció la convocatoria de elecciones. De otra parte, Jorge Pérez, lleva ejerciendo desde el año 2003 de Secretario General de la RFEF, organismo al que llegó en 1990. Cuenta con el apoyo del presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas (pese a que las malas lenguas decían que estaba buscando a un candidato de su agrado para quitarle la presidencia a Villar, con quien no se habla), y de, hasta el día de hoy, de diez federaciones territoriales. De hecho, tiene un discurso parecido al de Tebas: "La Liga y la Federación nos necesitamos, no entiendo que haya problemas", decía el pasado 8 de febrero en Al Primer Toque.

Jorge Pérez, en el mencionado programa, reconoció que "ahora mismo la Federación está desnortada y sin rumbo. Hemos entrado en un proceso de desmoronamiento de la Federación". En la entrevista que mantuvo con Héctor Fernández expuso algunas de sus propuestas, como el que su figura no esté ligada ni a la UEFA ni a la FIFA (hecho que ha causado tanto daño al actual presidente), llevar a cabo una remodelación de los actuales horarios de Liga, pensados más en el negocio que en el espectador, o recuperar la figura del Director Deportivo en la Federación, cargo que lleva varios años desocupado desde  Fernando Hierro en 2007. 

El actual Secretario se presentó en sociedad en dicho programa, mientras que de los otros dos apenas se sabe nada. Bueno, de Villar se intuye que si gana optará por el continuismo de una gestión marcada por las continuas dudas que ha ofrecido sobre transparencia. No es de extrañar que de los otros candidatos, también vinculados al mundos del fútbol, obviamente, y a la RFEF, no se sepa nada, puesto que "nos tienen prohibido hablar con los medios", reconoció Jorge Pérez.

Villar, entre juicio y elecciones

Se puede decir que el presidente de la RFEF va a tener la agenda muy apretada en las próximas semanas. Sobretodo el día 22 de abril, fecha fijada para la celebración de las elecciones. El juez de 1ª Instancia e Instrucción nº 8 de Majadahonda ha señalada para esa misma fecha el juicio que Villar tiene debido a la demanda de Seyer Gestión S.L. por incumplimiento de contrato, al ignorar la RFEF cinco años de trabajo y una suculenta oferta de 6,6 millones de euros por los derechos de las competición nacionales del fútbol femenino. Veremos hasta dónde llegan los distintos casos, porque poco a poco se sabiendo más cuestiones que dan mucho que pensar. A la mala fama que tenía pese a la consecución de las dos Eurocopas y el Mundial, se le suma la investigación del Comité Ético de la FIFA, así como las continuas peleas con Tebas y tirones de orejas del CSD no están ayudando a un presidente que podría estar viviendo sus últimos meses en el cargo tras las elecciones...Si es que llegan a celebrarse. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.