Cristiano conduce el camino en Roma

Llegó, vio y marcó. Creo que hay pocas formas más claras de plasmar la practicidad con la que el Madrid consiguió vencer en el coliseo romano. Sin ser Disneyland, sin besitos, sin mimitos y sin historias los blancos marcaron dos goles fundamentales de cara a la vuelta que dejan a los blancos con un pie en los cuartos de final. Zidane se estrenó por la puerta grande en Europa como entrenador. Además, los blancos por primera vez en su historia consiguieron vencer en el Olímpico de Roma en octavos de final. Lo dicho, victoria de prestigio que deja los cuartos en bandeja pero no cerrados. Toca rematar en casa.

En los primeros instantes del encuentro se vieron dos centro del campo completamente distintos: la Roma acumulando jugadores, juntitos, y con una intensidad inversamente proporcional a la que mostraban  los blancos. Los ataques superaron a las defensas y fruto de ello se provocó peligro en las dos áreas, pero faltó concreción. Por ello, había llegadas a las dos áreas pero apenas se recuerdan ocasiones durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Un partido más, con un Isco intermitente/en continua desaparición y con los de arriba que no acababan de estar finos, el mejor en el Madrid fue Marcelo. El lateral aportó la electricidad y el desborde que fueron incapaces de generar por el resto del verde.

Cristiano Ronaldo, en una acción del encuentro / Imagen: UEFA Champions League

A los doce minutos de la segunda mitad Cristiano Ronaldo abriría el marcador. Un pase al espacio de Marcelo acabó con un disparo del portugués a la escuadra tras un magnífico regate de tacón. Poco a poco Cristiano fue enchufándose y se volvió a ver la mejor versión de Cristiano del Madrid de Mou. Un jugador letal con espacios y pegado en la banda (no de delantero chupagoles, como con Ancelotti). Los de Spalletti no se arrugaron y siguieron buscando el gol. Lejos de fortificar el centro del campo, los locales buscaron un correcalles continuo con el fin de encontrar espacios a las espaldas de los centrales. Solo la precisión de Sergio Ramos (imperial, parecía un central italiano de pura cepa) y Marcelo en los cortes evitaron que fructificaran las continuas internadas de Mohamed Salah, el mejor de los romanos.

A los setenta minutos Vainqueur tendría la ocasión mas clara de los locales con un disparo desde la frontal que salió desviado por pocos centímetros de la portería de Keylor Navas. Por cierto, el costerricense no hizo paradas espectaculares y de póster. Pero completó uno de sus mejores encuentros de blanco, hoy de gris. Al minuto siguiente, Cristiano tendría la ocasión mas clara de la segunda mitad tras un centro de James Rodríguez que por pocos centímetros no entró en el marco del portero local. La sociedad Cristiano-James fue un auténtico dolor de muelas para Florenzi, que se vio superado en todo momento por una de las mejores versiones del portugués. Pasada la media hora, la zaga romana cometió penalti y juego peligroso en favor del portugués que el colegiado no vio. Dos minutos después, el colegiado también perdonó un claro penalti de Carvajal, hoy desubicado.

Zidane leyó a la perfección el encuentro y ya con el partido roto dio entrada a Jesé Rodríguez para aprovechar los espacios que la Roma dejaba fruto del cansancio. Y sería el propio canario quien a cinco minutos del final sentenciaría el encuentro con una gran jugada personal que acabó con el segundo tanto de los blancos. Dos goles de renta que saben muy bien y que dejan la eliminatoria muy encarrilada para los blancos. Sin embargo, no hay que dormirse. La Roma ha demostrado tener jugadores muy rápidos que en cualquier despiste pueden poner pica pica a la eliminatoria y enervar a los blancos. Y por último, si hay alguien que creo que sale como triunfador del encuentro de esta noche, ese es Zidane. El técnico ha sabido leer muy bien el partido y ha sido valiente en todo momento. Con el marcador a favor, lejos de lo que hacía el anterior, ha sacado más artillería. Y ha llegado el segundo. Hoy ha ganado el Real Madrid, pero sobretodo ha ganado Zizou.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.