Cuatro zarpazos contra los leones

El Real Madrid tiró de pegada en un partido en el que ambos equipos se retaron en intensidad. Los leones, con la colaboración de la zaga blanca, se levantaron al gol inicial de Cristiano Ronaldo y plantaron cara hasta el final. El equipo de Valverde se mostró correoso en defensa y atrevido en ataque. Fundamental victoria del Real Madrid que llega antes de enfrentarse a la Roma en Champions y que obliga a Barça y Atlético a ganar si no quieren que ver reducida su distancia. Fundamental también porque los próximos dos encuentros de Liga de los blancos son en la Rosaleda (campo en que el Barça venció sin merecerlo y Atlético perdió ) y en el Bernabéu contra los de Simeone. Lo dicho, el Madrid sigue dando guerra.

Como había anunciado en rueda de prensa Zizou, Mateo Kovacic salió de titular en detrimento de un Isco al que el técnico de Marsella quiso reservar para la batalla romana del miércoles. Una semana más, los blancos se jugaban el seguir con vida en Liga ya que la persecución del Barça parecía no cesar: cinco partidos seguidos sin dejarse puntos y la friolera cifra de dieciséis sin perder. Pero fue Cristiano Ronaldo quien se encargó de rebajar esa presión. A los dos minutos, un pase de Benzema para el luso acabó con un regate de tacón del luso y un disparo por la escuadra para anotar el primer tanto de la tarde. Con la ventaja en el marcador, los blancos, gracias a varias contras iniciadas por Kovacic, pudieron aumentar la ventaja. 

Sin embargo, a los nueve minutos un grave error de comunicación entre Keylor Navas y Varane propició que el francés facilitará un balón para que Eraso anotara su primer tanto en primera división y el empate de los leones. Los blancos veían neutralizada su ventaja de una forma absurda. Con los leones fuera de la jaula los blancos se pusieron nerviosos, comenzando por el zaguero francés, que se vio desbordado por Aduriz y Sabin en varias ocasiones y que acabó expulsado. De hecho, a los 29 minutos, Aduriz, con un toque sutil, envió el balón al larguero. Las constantes subidas por banda de Carvajal provocaron que los blancos se vieran en inferioridad numérica por la banda cada vez que los visitantes atacaban y eso los de Valverde lo aprovecharon para hacer daño. 


Cristiano y James, celebrando el gol del colombiano / Imagen: LFP

James Rodríguez, que estuvo ausente durante la primera media hora, se encargó de desatascar el marcador con un perfecto zurdazo desde fuera del área a diez minutos del descanso. No obstante, el mal de los blancos en defensa seguiría. Sobre la bocina, Toni Kroos anotaría el tercero. El teutón recibió un pase de Cristiano Ronaldo y, tras medio giro, bate a Gorka Iraizoz. Se llegaba al descanso con dos ataques que habían superado las dos defensas del rival. 

En la segunda mitad ambos equipos bajaron una marcha la intensidad y eso se tradujo en las escasas ocasiones de gol que hubo en los primeros veinte minutos. Zidane aprovechó la ventaja en el marcador para intercambiar a los dos laterales de posición hasta el minuto 68, cuando dio entrada a Nacho por Danilo. Un minuto antes, un error en el control de Toni Kroos cerca del área de Keylor Navas estuvo a punto de aprovecharlo Aduriz para recortar distancias. El vasco estuvo lento y el portero tico desbarató la ocasión.

El Athletic pagó en el último cuarto de hora el cansancio acumulado y los locales lo aprovecharon para intentar aumentar la ventaja en varios contragolpes. En los instantes finales, cuando el socio ya pensaba en evitar las aglomeraciones en las escaleras del Bernabéu, Cristiano Ronaldo puso la guinda con un disparo por la escuadra tras un centro de Lucas Vázquez. En el último minuto, el Athletic, que en ningún momento dejó de presentar batalla, redujo distancias gracias a un buen cabezazo de Elustondo, tras un gran centro de Óscar De Marcos.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.