Día -6: El Mallorca levanta el telón del Centenario

#DiarioDeUnCentenario

La historia del RCD Mallorca se citó en el Teatro Principal de Palma para terminar la última semana de febrero de la mejor manera posible: dando la bienvenida a las tres cifras del Centenario mallorquinista. Familiares de su fundador, ex jugadores de diferentes generaciones, ex presidentes, ex entrenadores y otras personalidades fundamentales para que las vitrinas de Son Moix estén engalanadas con el palmarés que aparentan no quisieron faltar a un cita galáctica.


Con Elisabeth Moll y el speaker del club, Jaume Colombàs, como maestros de ceremonias, de gala para la ocasión, se inició una gala que se alargó hasta pasada la medianoche. Una gala entrañable que entremezcló discursos de distintos nombres importantes para la historia del club, con un espectáculo teatral encargado a la compañía Trampa Teatre y varios documentales en los que, de forma cronológica, se recogieron las grandes citas de Mallorca. 

Utz Claassen, Maheta Molango y Toni Tugores, antes de la gala /Imagen: RCDM

El actual presidente, Utz Claassen, fue el primero en comparecer. Entregó a Rafael Vázquez, nieto del fundador del RCD Mallorca, Alfonso Vázquez Humasqué, y Jimena Vázquez, tercera bisnieta, una placa conmemorativa en memoria de su abuelo: “Sin él, hoy no celebraríamos estos cien años. El club ahora está vivo gracias a personas como Jaume Roselló o Contestí. Pero por encima de cualquier persona del club están los aficionados que sufren cada domingo con el equipo. Quiero agradecerles su fidelidad y su paciencia. Hoy es un homenaje para ellos”. Rafael Vázquez reconoció emocionado que “me siento muy honrado y orgulloso de que todos se acuerden de mi abuelo”.

Tras volver a las raíces de la entidad, el presidente de la Comisión del Centenario, Toni Tugores, recordó varias de las hazañas del club bermellón: “Los que amamos este club somos unos privilegiados por vivir este momento. Tenemos que sentirnos orgullosos de haber sido líderes once jornadas seguidas en Primera División, de habernos codeado con los grandes en Europa…”. Se homenajeó a los once jugadores que lograron el primer ascenso a primera división en los años sesenta. El segundo presidente en hablar fue Miquel Contestí, presidente con el mandato más longevo de la historia: “Es imposible describir el sentimiento de los socios en cinco minutos delante de un micro”. Además, agradeció y pidió un reconocimiento para todos los directivos anónimos (para el aficionado) con los que trabajó. Concluyó su intervención con un deseo: “Espero que en el próximo Centenario el Mallorca sea todavía mejor que este y que esté entre los 20 mejores equipos de Europa”.

El presidente de la Comisión, Toni Tugores, durante el acto / Imagen: FIBWI

El estadio Lluís Sitjar, templo bermellón entre 1945 y 1999, lugar “donde aprendimos a amar al fútbol y al Mallorca”, como dijo Elisabeth Moll, no fue olvidado en la ceremonia. También hubo recuerdo para importantes hazañas del club, como la final de Copa del Rey de la temporada 1997/98 que venció el Barça de Ronaldo, Figo, Giovanni o Pizzi, entre otros, en la tanda de penaltis.

El presidente del último ascenso, Bartomeu Beltrán, en el quizás mejor discurso de la noche, agradeció a Maheta Molango que asumiese la responsabilidad de llevar las riendas del Mallorca y arengó tanto al suizo como a Claassen a hacer un proyecto para subir a Primera, como hicimos nosotros: “Señor Claassen, usted puede comprar y vender lo que quiera, pero el corazón de los mallorquines ni se compra ni se vende. Eso se debe conquistar”. En un discurso que, como antaño, levantó a la gente de sus butacas pronosticó que "este año el Mallorca quedará entre el diez y el quince, pero el año que viene estoy seguro que ascenderemos”.

En el turno de los presidentes más contemporáneos, Guillem Reynés afirmó que “el Mallorca es como la vida: acertar y tropezar, pero sobretodo volver a levantarse”. El presidente de la Copa del Rey de Elche, Mateu Alemany, que también se acordó de los trabajadores que están detrás del club, recalcó que “más que la Copa, lo más importante para un club es mantener la categoría y un ascenso”. No obstante, admitió tener en la retina la “imagen más bonita de mi vida” al contemplar las 15.200 personas que se desplazaron de Mallorca para apoyar al equipo y teñir de rojo los asientos del Martínez Valero.

Soler, Olaizola y Nadal, los capitanes que levantaron un trofeo / Imagen: FIBWI

Por último, habló el actual consejero delegado y CEO del club, Maheta Molango. En un discurso muy sincero siguió el mismo discurso que lleva repitiendo desde que llegó el pasado cuatro de enero: “El ascenso es un proceso largo, pero si trabajamos bien lo conseguiremos. No hemos venido con tanto dinero para estar en Segunda”. Además, sobre la política de fichajes del club en el mercado invernal matizó que "no seremos mejores por tener más dinero, sino que seremos mejores si hacemos fichajes eficientes”. Concluyó afirmando que "llegaremos más tarde o más temprano a Primera, pero volveremos”.

Se presentó la que será la camiseta del Centenario. Una camiseta que recuerda los inicios del balompié pero sin perder la esencia del club. El acto lo cerró La Musicalité interpretando, con el auditorio en pie, el himno de estos Cien años. El ya conocido Junts tu i jo que se presentó esta semana pasada. Queda oficialmente inaugurado un periodo especial para todos los aficionados al RCD Mallorca. Un periodo por que el Toni Tugores y toda la Comisión llevan meses preparando y que muchos clubes no han podido vivir. Así que aficionados, jugadores, entrenadores... ¡Muchas felicidades y a por muchos años más!

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.