Futbolistas de película

Este sábado 6 de febrero se celebra la gala de los premio Goya, otorgados por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Si nos paramos a bucear entre los centenares de películas que se producen cada año en todo el globo, vemos que hay una relación entre el mundo del cine y del deporte mucho más estrecha de lo que aparenta. Quiero ser como Beckham, El penalti más largo del mundo, Evasión o Victoria...Son muchas las películas que se han hecho sobre temática deportiva, sobre la vida de deportistas y películas documentales sobre acontecimientos históricos. Sin embargo, si en lugar de quedarnos en la superficie seguimos rascando, podemos encontrar a los mejores jugadores del mundo interpretando algún papel. 

Los tres futbolistas considerados como los mejores de la historia, sin ir más lejos, cambiaron en su día el balón por un guion. A Diego Armando Maradona, con apenas veinte años, se le vio en ¡Qué linda es mi familia!, una comedia dirigida por Ramón Bautista Ortega, más conocido como Palito Ortega, estrenada en 1980. Por su parte, Pelé participó en la película Evasión o victoria, de John Huston, justo un año después de que el argentino diera el salto a la gran pantalla. Pero en esta película no es el único futbolista que podemos encontrar. De hecho, podríamos decir que es una película plagada de galácticos de esa época. Además del brasileño, aparece Bobby Moore, considerado uno de los mejores centrales de la historia del fútbol inglés y capitán de la Inglaterra que ganó el Mundial en 1966. 


Fernando Tejero y Carlos Kaniowski, en El penalti más largo del mundo / Imagen: EPMLDM

Otro campeón del mundo que sale en dicha película es el argentino Osvaldo Ardiles. Este centrocampista no sólo fue campeón del mundo con la albiceleste en el Mundial de Argentina de 1978, sino que ganó dos FA Cup y una UEFA con el Tottenham. Otros jugadores que también actúan en esta producción norteamericana son el belga Paul Van Himst, Kazimierz Deyna, John Wark, Soren Lindsted, Kevin O'Callaghan, Werner Roth o Laurie Sivell. Como diría Jorge Valdano, esto sí que fue una superproducción. El tercer mosquetero es Alfredo Di Stéfano. Nada más llegar a España en los años cincuenta protagonizó su propia película biográfica que llevó por título Saeta Rubia. El título de esta película acabó convirtiéndose en el apodo del delantero hispanoargentino. A diferencia de lo que sucedió con Maradona, por ejemplo, a Di Stéfano se le va a ver en reiteradas ocasiones en la gran pantalla. 


El delantero brasileño Pelé, en Evasión o victoria / Imagen: Evasión o victoria

El francés Éric Cantona es un ejemplo de futbolistas del que uno no sabe muy bien si se trata de un futbolista que llegó tarde al cine o de un actor que llevaba mucho tiempo escondido bajo la camiseta del Manchester United. Fue retirarse en 1997 y no hemos dejado de verle en películas como Mookie, Elizabeth, La fortuna de vivir, Buscando a Eric,... Y pare usted de contar. Sin embargo, no hace falta marcharse al extranjero para encontrar futbolistas que se inmiscuyen en el cine. Hace cinco años, Santiago Segura estrenó Torrente 4: Lethal crisis. En ella aparecía todo una camada de futbolistas, compuesta por Kun Agüero, Raúl Albiol, Cesc Fàbregas, Sergio Ramos o Álvaro Arbeloa, entre otros. 

Pero el mundo del deporte no sólo hace acto de presencia en el cine desde la perspectiva del actor. Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, es un conocido productor cinematográfico. Por su parte, Andrés Iniesta y Gerard Piqué cogieron el micro hace tres años y no fue para festejar un título. Ambos futbolistas doblaron la película británica ¡Piratas!. El centrocampista, en castellano, y el central, en catalán. Estos son sólo algunos de los muchos casos en los que podemos comprobar que el deporte y el cine van de la mano. Hace poco menos de un mes se conoció al ganador del Balón de Oro, ¿quién será el Messi de la gran pantalla?

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.