A cuartos con un Keylor de récord

Real Madrid y Wolfsburgo se han convertido en los primeros cuartofinalistas de la Champions League tras eliminar a Roma y Gante, respectivamente. Los blancos vencieron en la ida a la Roma por 0-2 y por idéntico resultado han vencido en la vuelta. Bien Cristiano, muy bien Bale en su vuelta, con ganas pero sin ritmo James y soberbios Modric y Keylor. El tico batió a Van Der Saar acumulando en total 720 minutos sin recibir un gol. O lo que es lo mismo, todavía no ha encajado ningún gol en esta Champions. Tremendo. 

Zidane despejaba las dudas sobre las 19:34, hora en la que los blancos hicieron oficial su once titular. En él, Cristiano era el elegido por el francés para suplir las bajas de Benzema y Borja Mayoral en la punta del ataque blanco. También volvió Bale, que ocuparía la banda izquierda del luso y James, que ocuparía la habitual banda derecha del galés. Todo ello en el día en que Florentino Pérez soplaba 69 velas. 

El Real Madrid salió intenso, tal y como se le había pedido desde la sala de prensa. El técnico blanco planteó el partido más gustaba al Bernabéu pero que menos convenía al equipo. Defensa demasiado muy adelantada para aportar salida de balón, pero corriendo el riesgo de perder la posición ante las constantes contras de un extraordinario Mohammed Salah. Pero fue Dzeko quien dio el primer aviso serio del partido. Una gran jugada de un Salah eléctrico que arrastró a toda la zaga blanca acabó con un balón que el bosnio falló solo ante KeylorActo siguiente, Luka Modric contestó con un disparo desde fuera del área que paró Szczesny con apuros tras desviar el balón Keita.


Keylor, en un mano a mano con Salah en la primera mitad / Imagen: AS

Con Casemiro en el centro del campo y haciendo de guardaespaldas de los dos centrocampistas, tanto Kroos como Modric se vieron más liberados y subieron varios metros su presión y presencia en campo contrario. Y  el Madrid se vio beneficiado. Una dura entrada de Digne a Danilo que el colegiado no señaló acabó con otro mano a mano, esta vez de Salah, que no vio puerta. Pasada la media hora el exceso de actitud y el déficit de velocidad en la toma de decisiones le costó a James una tímida pitada por parte del público. 

La reanudación siguió el mismo guión que la primera mitad. El Real Madrid buscaba el marco italiano dejando demasiados espacios atrás. Bastantes problemas para la defensa blanca que se agravaron cuando Salah y El-Shaarawy entraron en contacto con el balón. El partido estaba loco y sin control por parte de ninguno de los equipos y por ello Zidane metió en el campo a Lucas Vázquez en detrimento de un Bale que se fue ovacionado. Y con el canterano en el terreno de juego los blancos cerraron la eliminatoria. A los cuatro minutos, el gallego aprovechó una gran carrera por la banda derecha con regate incluido para asistir a Cristiano y abrir el marcador. 

El gol de los blancos finiquitaba el partido y supuso un golpe duro tanto para la Roma como para su portero. Tres minutos después, una contra de libro de Cristiano acabó con una asistencia a James para que el colombiano anotara el segundo tanto del encuentro. En apenas cuatro minutos los blancos habían atado el partido y la eliminatoria. A partir de ahí los romanos bajaron dos marchas su intensidad y dimitieron del encuentro. Esa relajación la aprovecharon los blancos para trazar una contra James-Lucas-Cristiano que el luso no acertó en ver portería.

Zidane dio descanso a Modric en detrimento de Jesé Rodríguez, que aportó desborde y peligro los pocos minutos que jugó. El Madrid de Zidane ya ha pasado de octavos en su primera Champions. ¿Y ahora qué? ¿Cómo está la confianza de los madridistas de cara a la Undécima? Hay que saber leer todos los partidos. Creo que el Barça a día de hoy es favorito a todo, pero en esta competición puede pasar de todo. Por el momento, los blancos ya están en cuartos y si Zidane es coherente dosificará todos los esfuerzos en Liga para centrarse en Europa. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.