A Rafa no nos lo toques, Roselyn (#NadalSomosTodos)

Tan sólo 24 horas después de que la ex ministra francesa de Sanidad y Deportes, Roselyn Bachelot, tuviese su minuto de gloria y acusara a Rafa Nadal de dopaje, todo y quien ha podido le ha contestado. Futbolistas, políticos, equipos, entrenadores y, por supuesto, las redes sociales. Creo que es la figura que más aúna en nuestro país. Todos están de acuerdo en los valores que representa. Pero el primero que le ha contestado ha sido el propio tenista. Y le contestó en la jornada del jueves con la elegancia que le caracteriza cuando se pone delante de un micro y con la sinceridad que le abandera: "Creo en el deporte y en los valores del deporte. El deporte es un ejemplo para la sociedad. Es un ejemplo para los niños y estoy haciendo algo para ir contra el dopaje. Si me dopara me estaría mintiendo a mí mismo, no a mis rivales. He estado limpio toda mi carrera".

La portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, uno de los principales patrocinadores del mallorquín, KIA España, el entrenador José Luis Oltra o los programas El Partido de las Doce o Al Primer Toque mostraron su malestar en Twitter a través del hashtag #NadalSomosTodos. Etiqueta que ha congregado a millones de seguidores que defienden a capa y espada al mejor deportista español de todos los tiempos. Otros, como Roberto Soldado o Luis Enrique lo han hecho delante de los micrófonos ante la prensa: "Rafa Nadal es el ideal del deportista, pero sólo tiene un defecto, el equipo al que anima".

Rafa Nadal, en el aeropuerto de Palma de Mallorca / Imagen: José Sellés

Claro. Es que catorce Grand Slam (de los cuales nueve han sido en el país de la amiga), veintisiete Master1000 (bueno, en esto los franceses se libran de haber visto a Nadal ganar uno en su país, ¡qué mala suerte!), cuatro Copas Davis y unos Juegos Olímpicos deben ser muy jodido difícil de tragar para Bachelot. Vamos, que ni con Moët & Chandon ni Veuve Clicquot, ni Laurent-Perrier. No se engañen, que a los franceses les duele vernos ganar constantemente es un hecho. Esa necesidad de ganar les ha llevado a perder la cabeza con acusaciones infundadas en los últimos años. En este sentido, la cumbre la alcanzó Yannick Noah en noviembre de 2011. 

El ex tenista, desprestigiando por completo los dibujos de Asterix y Obélix, comparó el deporte español, así en general, con los afamados personajes. Afirmó en una columna publicada en Le Monde que si no tienes la poción mágica, es difícil ganar. A esta absurda e infundada acusación a la que España contestó en masa llamándole de todo menos listo, Rafa Nadal contestó ganando tres Roland Garros seguidos. Amigo Yannick, la poción se llama talento y humildad. 

Por otra parte, la señora Bachelot debería revisar el historial del tenis francés y abrir la boca sólo para comer. ¿Le suena Anthony Dupuis? ¿Y Richard Gasquet? De momento, en lo único que nos ganan los franceses en los últimos años es en el número de deportistas dopados. ¿O es que no se acuerda de la lista que facilitó la Federación Internacional de Atletismo en el año 2007, donde Francia, con siete casos, era el país con más deportistas dopados?. Si prefiere cambiar de deporte, porque en la variedad está el gusto, podemos ir al ciclismo y encontrarnos con Laurent Jalabert, Jacky Durant, Laurent Desbiens... Ah, y a diferencia de los nombres que desde el país vecino dan, éstos son casos confirmados y demostrados. 

Es muy fácil tirar la piedra y esconder la mano. Si esta señora, u otra persona o Doraemon tienen pruebas de que algún deportista se ha dopado que lo diga Y QUE LO DEMUESTRE. Sobretodo lo segundo. Si Bachelot hubiese afirmado esto en nuestro país le podrían caer de seis meses a dos años de cárcel por delito de calumnias (artículos 205 y 206 del Código Penal). Al igual que cualquier aficionado al deporte, que cualquier amante del deporte y que el propio Rafa Nadal, me opongo al dopaje, al cien por cien. Pero hay que acusar si se tienen pruebas, porque en los medios y en la vida no todo vale. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.