Mi segunda (o tercera) juventud

No diga Aduriz, diga Miroslav Klose. No diga Klose, diga Andrea Pirlo. No diga Pirlo, diga Javier Zanetti. No diga Zanetti, diga Ryan Giggs. No diga Giggs, diga Faryd Mondragón. No diga Mondragón, diga Paolo Maldini. No diga Maldini, diga Edwin Van der Sar... Y pare usted de contar. ¿Qué tienen todos estos nombres en común? Que han sido llamados por su seleccionador pasados los treinta, treinta y uno, treinta y dos, treinta y tres y treinta y cuatro. Llegar a la tercera década no les ha supuesto que se les pase el arroz, de hecho, pueden comprobarlo, a medida que han ido jugando más han sido de cada vez más fundamentales para sus equipos. Comprueben.

El último en sumarse a esta lista ha sido Aritz Aduriz. El vasco no escondió la felicidad que suponía para él formar parte del equipo de la vigente campeona de Europa. Ante lo novedoso y exótico que resulta llevar a un tipo de 35 años, considera que la edad es un mero número, lo que importa es la ilusión y yo la tengo. Me consta que Aduriz es de los delanteros más profesionales que hay en nuestra liga sin ninguna duda. En Mallorca ya demostró ser un gran futbolista y una excelente, sobretodo excelente, persona. Vicente Del Bosque ya reconoció que en su convocatoria ha tenido un gran peso la petición nacional en que han derivado sus diecisiete goles en Liga. Sí. Aduriz ha marcado 17 goles sólo en Liga, prácticamente el doble que Paco Alcácer, más que Diego Costa en las tres competiciones y siete más que Morata en todas las competiciones. Además, han sido goles decisivos. 


Caricatura comparativa de Aritz Aduriz y Miroslav Klose / Imagen: jose-selles.blogspot.com


No es lo más normal, pero en la historia del fútbol, reciente y no tan reciente, se ven casos de jugadores que han explotado tarde. Como, por ejemplo, Miroslav Klose, que con treinta y cinco castañas se proclamó campeón del mundo con Die Mannschaft hace dos años en Brasil. "Klose es un referente. He visto mucho sus partidos y es el máximo goleador de la historia de los mundiales", afirma el vasco sobre el delantero de la Lazio. Pero no sólo el alemán es un referente en su país. Andrea Pirlo, con treinta y seis años fue el año pasado una de las piezas clave de la selección italiana y, hasta hace dos, de la Juventus de Antonio Conte.  

Otra gloria italiana por la que no pasa el tiempo es Gianluigi Buffon. El mejor portero de los últimos [espacio dedicado para que cifre] años. Este porterazo ha disputado cinco mundiales y cinco Eurocopas y ha ganado un torneo de cada. Pero es que hace dos años, con treinta y seis tacos, siguió siendo el cerrojazo de la azzurra. Seguramente si recitara todo su palmarés colectivo e individual, sobretodo el individual, usted dejaría de leer por aburrimiento. Habría terminado la Semana Santa y todavía estaría con los ojos pegados a la pantalla. Como he dicho en reiteradas ocasiones, el fútbol es tan grande como incomprensible y fruto de ello ha hecho que jugadores como Sylvinho, Coentrao o Gudjohnsen tengan una Champions y este señor no haya levantado ninguna. Otros jugadores clave pese a su longeva edad han sido los porteros Van der Sar, Feryd Mondragón o el centrocampista Ryan Giggs.  Éste último, un pedazo de jugador que no se correspondía con la selección con la que jugaba. Al nivel, me refiero. 

Aduriz ha sido convocado por segunda vez por Vicente Del Bosque, tras debutar en octubre de 2010 contra Lituania. Convocatoria más que merecida. Un jugador que en las últimas cuatro temporadas ha conseguido, como mínimo dieciocho goles. En el curso actual lleva 31. ¡TREINTA Y UNO! Y todavía quedan varias jornadas de Liga. Un chico humilde, serio y trabajador que hace la mitad de ruido que otros muchos y al que no se le reconocen los méritos suficientes. Espero que en su última convocatoria, el seleccionador sea coherente y pragmático más allá de sus gustos personales. No nos olvidemos que la selección es el equipo de todos y en el que han de concursar por igual los jugadores nacionales de todos los equipos. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.