Plenos poderes para Zidane

Tal y como contó anoche Paco González en El Partido de las 12, el Real Madrid va a fiar el proyecto deportivo de la próxima temporada a Zinedine Zidane. El francés va a adoptar la figura de manager general en el primer equipo, figura que José Mourinho ostentó por última vez. Se trata de un cargo típico del modelo inglés, en el que el entrenador va más allá de lo técnicamente deportivo y decide sobre altas, bajas, planificación de pretemporada y jugadores que suben al primer equipo. Por lo tanto, el máximo mandatario blanco va a traducir toda esa confianza que en reiteradas ocasiones ha demostrado en el francés entregándole plenos poderes para decidir en la planificación de la plantilla. 

"Algún día Zidane será el entrenador del Real Madrid, y será un gran entrenador", dijo Florentino en el pasado mes de diciembre en varios medios. Para que el francés construya un equipo ganador, el presidente blanco quiere darle poderes en la planificación deportiva. Él será quien haga la lista de altas y bajas que se ejecutará a partir de julio. Antes del derbi madrileño hubo varias reuniones en el club blanco para fijar las directrices de cara a la próxima temporada y una de las decisiones que se tomaron fue que el francés seguiría. Con independencia de que se ganara la Liga o no, o se ganara la Undécima o no, el francés comenzaría de cero en la próxima temporada. En las altas esferas del club blanco no olvidan que ha cogido un equipo con una pésima herencia y apenas ha tenido margen de error. 

Zidane, en un partido del Real Madrid Castilla / Imagen: José Sellés

Pero lo cierto es que no será la primera vez que el técnico de Marsella aconseje un fichaje en el club blanco. En los últimos años, Florentino ha tenido muy en cuenta la opinión del francés a la hora de efectuar un fichaje. Así, en 2011 recomendó enérgicamente el fichaje de Raphaël Varane, quien vio en el zaguero un fichaje de futuro. También aconsejó y avaló en su día las llegadas de Asier Illarramendi e Isco. La voz del actual técnico se ha tenido muy en cuenta en las últimas temporadas y a partir del año que viene se pretende que sin tapujos ni obstáculos sea en esa vieja figura del organigrama desde donde se construya la plantilla. 

Los jugadores que son devoción del francés ya son conocidos. Ha recomendado en reiteradas ocasiones la llegada del belga Eden Hazard o del centrocampista francés Paul Pogba. Desde ya en la casa blanca se está trabajando con la mirada puesta en la próxima temporada. No se sabe si con la Undécima o sin ella. Lo que sí se tiene claro es que la figura de Zidane, que, a diferencia de Ancelotti y Benítez, ha conseguido aunar al Bernabéu, tiene que ser el hombre fuerte en la parcela deportiva. Zizou ya lo advirtió tras el derbi: "La temporada que viene habrá cambios, no sé si de jugadores o de entrenador". La segunda opción parece descartada. Así que desde ahora toda la plantilla blanca opta a pasar el casting del míster. De lo contrario, tendrán que abandonar la casa. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.