Las ganas pueden con el Mallorca

El Mallorca encontró las ganas, la intensidad, la presencia y la ambición, pero no encontró el gol. ¡Vaya, lo contrario que en partidos anteriores! Los de Fernando Vázquez disputaron un buen partido táctico pero fallaron de cara a puerta en las escasas ocasiones que tuvieron. Enfrente estaba el Alavés, serio candidato al ascenso que disputó su partido. Interrumpir el juego local e intentar aprovechar sus ocasiones aisladas. Ocasiones, lo que son ocasiones hubo pocas. Pero ya saben lo que se dice: en caso de no ganar, al menos no pierdas. Este empate puede ser bueno si este domingo la Ponferradina pierde contra el Zaragoza. Pero la peor noticia del partido es que el técnico gallego pierde a Oriol y a Damià (por acumulación de tarjetas) para el partido frente al Albacete. Toca seguir remando.

La tarde no comenzó de la mejor manera para el Mallorca puesto que antes de que comenzara el partido se confirmó la victoria del Huesca contra el Llagostera que metía presión a los bermellones y convertía la victoria en una obligación. La otra cara de la tarde fue el Almería, que se fue de vacío de Los Pajaritos. Como novedades en el once, Fernando Vázquez volvió a repetir con Héctor Yuste de central como ya había probado jornadas atrás para suplir a un David Costas que, una jornada más, causó baja por lesión. En punta de ataque, Óscar Díaz acompañó a Alfredo Ortuño. 

El conjunto mallorquinista intentó hacer daño al Alavés aprovechando la velocidad en banda para poner a prueba a Raúl García y Kiko Femenía. El conjunto vasco intentó estar replegado para evitar que el Mallorca jugara por dentro y a los locales no les quedó más remedio que buscar a Manuel Arana y Pereira para abrir el campo. A los 24 minutos, Ortuño pudo adelantar al Mallorca tras una buena asistencia de Óscar Díaz, que hoy sustituyó a Adrián Colunga en el once titular, pero se le escapó el control frente a Fernando Pacheco. El Mallorca mostraba ritmo, presencia, velocidad, organización e intensidad, pero faltaba precisión en los últimos metros. Los vascos también tuvieron acercamientos al área bermellona gracias a la velocidad de Manu Barreiro, una de las revelaciones de esta temporada en la Liga Adelante, pero se encontraron con un buen Wellenreuther


Alfredo Ortuño, en un lance con un jugador del Alavés / Imagen: LFP

Los albiazules contaban con la baza de Gaizka Toquero, que, pese a jugar en banda, remataba todo lo que le llegaba. Además, el equipo llevaba la seña de identidad de su entrenador, Pepe Bordalás. La seña leñera por la que intentaron interrumpir todo el tiempo el ritmo del partido. Pero oye, en fútbol cualquier estilo es lícito. Y no seré yo quien juzgue el juego del Alavés después de haber soportado todo el año el del Mallorca. Pasada la media hora de encuentro, los bermellones fueron perdiendo el dominio del partido en detrimento del Alavés, que, casi sin querer, neutralizó el fuerte inicio local. 

Tras el descanso, el Mallorca dispuso de buenas ocasiones para llevarse los tres puntos. La primera, a los siete minutos gracias a un disparo de Óscar Díaz de falta que se encontró con la cruceta del marco de Pacheco. Dos minutos después, otro remate de Ortuño lo pararía el portero albiazul, que se convirtió en el hombre del partido. El técnico mallorquinista decidió refrescar las bandas y dio entrada a Lago Junior y Salomao para que disputaran la última media hora. 

Las escasas llegadas se alternarían entre ambos conjuntos. Pero fue Abdoul Sissoko quien tendría una de las ocasiones más claras a cinco minutos del final. El partido acabó con Joan Oriol expulsado por una dura entrada. El Mallorca suma un punto que puede saber a poco si tenemos en cuenta que tuvo las ocasiones más claras. Pero también lo podemos considerar bueno porque si este domingo la Ponferradina, que recibe al Real Zaragoza en El Toralín, pierde contra el conjunto maño, se alejará un punto del descenso con respecto a la jornada anterior. Siempre que no puedas ganar no pierdas, que diría Alberto Toril. Ahora el Mallorca debe afrontar el próximo encuentro contra el Albacete con la misma intensidad con la que jugó hoy. Así seguro que la permanencia llegará más pronto que tarde. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.