Cuando Del Bosque se comió a Vicente

Y Casillas y Del Bosque sellaron la paz. Se afirmaron un sí, quiero. O, al menos, eso quisieron aparentar. Sea como fuere, esa foto que colgó Casillasworld el lunes a las once de la mañana en las redes sociales fue el mejor extintor para apagar un incendio que habían provocado de forma innecesaria. No sabemos si fue un calentón del portero o del seleccionador, aunque huele más a lo segundo. El portero del Oporto ya tuvo sus diferencias en su día con José Mourinho en el Real Madrid y, pese a que sólo una de las partes lo hizo público, era más que evidente la existencia de un distanciamiento. A Del Bosque, en cambio, en su extensa carrera nunca le habíamos oído hablar mal de ningún jugador de los suyos. 

Todo enfriado. Sin Eurocopas ni debates en la portería, el carácter extremadamente templado del seleccionador volvió para jubilarse con él. Volvió para rectificar en menos de 48 horas de que él mismo se diera cuenta de que había metido la pata. Un palmarés como el del salmantino no merecía mancharse de esta forma. La trayectoria en la selección, con independencia de que se cuestione su autoridad, que yo la tengo más que cuestionada, no merecía que se fuera por la puerta de atrás. Puso el candado y cerró con llave esa puerta para salir por la puerta grande. Por la principal. La de la alfombra de despedida y laureles. La puerta que gusta tanto a los vicentistas. La de lo políticamente correcto y cero líos. La de no mojarse ni estando a cuarenta grados de temperatura y la de no contestar una cuestión hasta que se la preguntaran por cuarta vez. El Vicente Del Bosque de toda la vida volvió para despedirse. 

Vicente Del Bosque junto a Casillas en una imagen que colgó el portero en las redes / Imagen: Casillasworld

Las últimas horas del seleccionador no habían sido normales. El Del Bosque que veíamos gesticular en la banda era extraño y su actitud en rueda de prensa también. A lo largo de la Eurocopa exhibió en más de un ocasión un tono agresivo con la prensa. Por ejemplo, en El Partido de las 12 de Cadena COPE había afirmado que "estos días de concentración han sido absolutamente normales, pero buscamos problemas de donde no los hay". Un bofetón a la prensa tan poco habitual como extraño en él. Se sentía incómodo con todo lo que hacía, en parte, por el calor, que lo lleva fatal. También se le veía algo tenso. Desde hace meses había tomado la decisión de no seguir al frente de la absoluta y en sus últimos partidos, además de no estar acertado, estuvo tenso y desafortunado tanto en el planteamiento como en los cambios. 

Hace unos meses pude conocer en persona al ya ex seleccionador y si de algo se preocupaba en todo el tiempo era de quedar bien con todo el mundo. Pero también se le veía agotado, cansado, quemado en el cargo. Necesitaba aires nuevos. Su relajación al dejar el cargo fue tal que hasta dijo algo que no debiera haber dicho. Pero rectificó e imagino que se le deberá de volver a colocar en el olimpo de los entrenadores españoles, si no me mirarán mal por la calle. 

Ahora sí que podemos decir que Vicente Del Bosque se va por la puerta grande. Creo que es una magnífica persona que se preocupa de no tener a nadie descontento. Pero como seleccionador o entrenador deja mucho que desear. Es más psicólogo que entrenador y esa ha sido su mayor baza durante los últimos años. Aparte de haber sabido llevar muy bien la base que implantó Luis Aragonés (DEP). Este sí que fue el mejor seleccionador español de todos los tiempos. Del Bosque estuvo tenso, pero tras la Eurocopa ha vuelto a ser el de antes. Ha dejado atrás el tono agresivo con la prensa para volver con la amabilidad habitual en él. Ha sabido ser crítico justo después de dejar el cargo y, sobretodo, no ha cedido ante las presiones de Villar para que siguiera. Es decir, no se ha aferrado en el cargo. No como en el Congreso. Los hechos han demostrado que tras anunciar que no seguiría como seleccionador, Del Bosque ha vuelto a ser Vicente. El entrenador ha desatado a la maravillosa persona que tenía atrapada.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.