El ayudante de Vázquez no existe

Seguramente el buscarle un ayudante, segundo entrenador, asistente o como quieran llamarle a Fernando Vázquez se haya convertido en el juego del verano. Algo malo tenía que tener el haber confeccionado tan pronto el grueso de la plantilla. En palabras del técnico gallego, quedan "uno o dos jugadores, como máximo" por llegar y encima tienen hasta el 31 de agosto, es decir, mes y medio para dos fichajes. Así que mejor jugar a otra cosa, que si no nos aprenderemos los nombres de todos los delanteros y laterales izquierdos del mundo porque sonarán para el Mallorca.

Como ahora todos los equipos se refuerzan y aquí ya han llegado (casi todos) los que tenían que llegar nos entretenemos con la mínima tontería (por no decir gilipollez) que se nos ocurre. Le buscamos ayudante a Fernando Vázquez cual madre busca novia para su hijo. No hay ninguna ley en el fútbol que obligue a un entrenador a tener un ayudante. Sin ir más lejos, Zidane en el Real Madrid tiene a David Bettoni que le asesora, pero en el organigrama del club no figura ningún segundo entrenador. Tanto Bettoni como Hamidou Msaidie figuran como ayudantes y no como segundos entrenadores. Como asesores del primer entrenador. Función que puede hacer el segundo entrenador pero que a éstos no se les puede denominar de tal manera por no tener el título. 

Fernando Vázquez, durante una comparecencia de prensa en esta pretemporada / Imagen: José Sellés

En el cuerpo técnico del Mallorca acompañan al gallego el preparador físico Jaume Moll y el entrenador de porteros Miki Garro. Esto es lo que se ve. Pero Vázquez es un hombre mucho más enterado y preparado para todos los partidos de lo que parece. Tiene un buen grupo de asesores con los que se reúne y habla varias veces por semana. Y gente que sabe mucho de fútbol. En las distancias cortas te das cuenta. No obstante, el día de los partidos es él quien ha de tomar las decisiones y su filosofía parece inmodificable. 

Que Fernando Vázquez nunca ha sido un enamorado de los ayudantes es un hecho. En su extensa carrera deportiva no ha tenido nunca el mismo ayudante. De hecho, muchas veces ni ha tenido segundo entrenador. Hace doce temporadas, en el Real Valladolid el gallego tuvo de ayudante a Antonio Sánchez Ramos y en el Celta, a Juan Manuel Rodríguez. Pero es que hace tres años en el Deportivo su ayudante fue el preparador físico, Manuel Pombo. Mejor dicho, su único ayudante. 

Lo inhabitual suele generar incertidumbre y rechazo. Pero no tiene por qué ser malo. Cuando los aficionados querían traer a Fernando Vázquez querían al gallego por su hazaña con el Deportivo ¿no? Pues ascendió a Primera con medio filial y sin segundo entrenador. Seguramente el verano sea muy largo y esto ayude a generar este tipo de debates. Pasan los días y aparecen nuevos nombres para sentarse al lado de Harry Potter en Son Moix. Unos más creíbles, otros menos creíbles, unos más posibles y otros directamente impensables. Por suerte, queda un día menos para que comience a rodar el balón, para que se presente el Mallorca 2016/2017, para que comience la Liga, para que llegue el ansiado delantero y, sobretodo, para que se cierre el mercado de fichajes.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.