El 'BabyMadrid' de Zidane

El Real Madrid regresó al trabajo tras las vacaciones. O, al menos, gran parte del grupo, porque los jugadores que han disputado la Eurocopa tienen más días de descanso. Zidane se ha puesto el mono de trabajo y para completar al grupo de jugadores que todavía están de vacaciones ha llamado a varias de las jóvenes promesas: el recién renovado Marco Asensio, que regresa tras su cesión en el Espanyol pero no se descarta su vuelta a Barcelona, el central Philipp Lienhart, los laterales Álvaro Tejero y Achraf Hakimi, Marcos Llorente, Aleix Febas, Enzo Zidane, Mariano Díaz, Borja Mayoral, Álex Craninx y Luca. Muchos nombres, para gran parte del público desconocidos, pero que dentro del Real Madrid conocen a la perfección y tienen claro que son el pilar del club blanco en los próximos años. 

A estos nombres tenemos que sumarles los de los jugadores que se han marchado cedidos: Jesús Vallejo, que jugará cedido en el Eintracht de Frankfurt, Diego Llorente, lo mismo en el Málaga, y Burgui. Puede que este último sea el que menos papeletas tenga de consolidarse en el primer equipo en un futuro, pero nunca se sabe. Pueden pasar muchos cosas. Acordaos de Lucas Vázquez, que era suplentísimo en el Real Madrid Castilla de Alberto Toril. A los nombres que he dado arriba también hemos de tener en cuenta los de Odegaard, que también irá a Estados Unidos, y Sergio Díaz, mediapunta paraguayo que aterrizó en Madrid hace apenas unas semanas procedente del Cerro Porteño para dar un salto de calidad al primer filial blanco. El noruego viaja con el primer equipo más por compromiso que por méritos. Con Zidane acabó siendo suplente en el Real Madrid. Díaz, por su parte, entrenará a caballo con el primer equipo y el filial. 

Florentino Pérez, saludando a Marco Asensio y Mayoral en la vuelta al trabajo / Imagen: Helios de la Rubia


Pero este Baby Madrid se avecina como el futuro del club blanco. Y tiene muy buena pinta. Esta temporada el baluarte alrededor del cual gira el proyecto es el propio entrenador, algo que no sucedía desde hacía muchos años. Al ser Zidane un hombre de la casa que ha catado tanto primer equipo como filial facilita mucho las cosas. Las facilita hasta el punto de saber de primera mano qué jugadores pueden dar el salto al primer equipo y tener un mayor control sobre la progresión de los jugadores del filial. En resumen, y no descubro nada, tener a un hombre que conoce el club y ha entrenado al filial son todo ventajas. 

Esta gira por Estados Unidos ayudará a crecer a jugadores que hasta hace nada eran juveniles, como el propio Tejero o Achraf, y a consolidarse para ser más habituales en las convocatorias del primer equipo. La temporada será muy larga en un Real Madrid que disputará hasta cinco competiciones tras ganar la Champions League. Nada más volver de Estados Unidos les esperará el renovado Sevilla de Jorge Sampaoli para disputar la Supercopa de Europa. Pero donde los mirlos tendrán más opciones de jugar será en la Copa del Rey. Eso sí, Zidane debería de ponerles en fila y revisar uno por uno si está sancionado, no sea cosa que el espíritu del 'Cheryshevazo' siga pululando por ahí. Sobretodo en la primera ronda, en dieciseisavos de final, donde al Real Madrid le tocará un Segunda B,  hay muchas opciones de que jueguen varios chicos del Real Madrid Castilla. No obstante, al club no le interesa que a su edad se queden en el primer equipo si es para jugar dos partidos de Copa y cuatro minutos cochinos en un partido de cada ocho. Necesitan rodarse.

Duración de los contratos de los jugadores más jóvenes del Real Madrid/ F: José Sellés

En el ámbito contractual, el Real Madrid se ha preocupado de que los mirlos estén atados y bien atados. Ya se encargó en su día de que Álvaro Morata y Jesé renovaran tras su gran temporada con el Real Madrid Castilla y en esta ocasión no quieren que se trunque. La mayoría de las jóvenes promesas madridistas tienen contrato hasta 2021, pero se va a buscar de todos modos que algunos de ellos se vayan cedidos para que cojan rodaje en el fútbol profesional. Al fin y al cabo, el Real Madrid Castilla está en Segunda B, un fútbol semiprofesional y hay cierto salto con respecto a la Primera división. Como sucedió con Dani Carvajal, con Lucas Vázquez, con Joselu o con Burgui, el Madrid ha cedido a Jesús Vallejo y, si no hay ningún cambio de última hora, cederá a Borja Mayoral. 

Este es el Baby Madrid de Zidane, el que se avecina, el que está llamado a ser el futuro del club blanco. Era difícil imaginar que aquella generación de hace cuatro años de los Adán, Carvajal, Joselu, Morata, Mosquera, Fran Rico, Cheryshev, Sarabia llegarían todos tan lejos, a pesar que tenían todos calidad de sobra. Ahora les toca a los Achraf, Febas, Enzo y compañía. Tienen calidad de sobra para ser un buen complemento para el primer equipo y una enorme ventaja que no tuvo la generación pasada: el entrenador del primer equipo les conoce a las mil maravillas. Y eso, si se trabaja, tiene su recompensa. Y se nota.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.