Mariano se consagra en el Bernabéu

El Real Madrid se marchará al Mundial de Clubes con los deberes hechos. Los deberes mínimos que se le pedían a un club de su envergadura. Dos años después los madridistas acceden a unos octavos de final de Copa del Rey. Pasa de ronda gracias a una goleada en el partido de ida que se completó con una extraordinaria actuación de los canteranos a quien Zidane confió minutos. De este partido apenas se pueden extraer conclusiones contundentes puesto que el once que Zidane alineó venía condicionado por lo encarrilada que dejaron los blancos la eliminatoria en la ida. Mariano fue el mejor y se bautizó en el Bernabéu con un hat-trick. Isco repartió juego desde la mediapunta y Enzo Zidane debutó marcando.

Era la prueba definitiva antes del asalto al Camp Nou del domingo. Una prueba en la que apenas jugaron 3 titularísimos: Carvajal, Pepe y Casemiro, que volvía a pisar el césped tras lesión. En el once inicial, Zidane quiso mezclar titulares, con suplentes y jugadores del filial. En representación de la factoría de Valdebebeas estuvieron de inicio Álvaro Tejero en el lateral derecho y Martin Odegaard en la misma banda. Con la eliminatoria cerrada desde el partido de ida y con el Barça en el horizonte, el técnico francés quiso probar a dos jugadores que están llamados a formar parte del conjunto blanco, así como dar más minutos a Mariano Díaz. Por otra parte, James Rodríguez e Isco tuvieron su presencia desde el inicio. Era el enésimo cásting al que ambos eran sometidos pero, a su vez, la enésima oportunidad que se le brindaba al colombiano. Y ante un equipo de Segunda B, por muy líder de su grupo que vaya, tenía que marcar las diferencias. 

El líder comenzó el partido de vuelta como acabó el de la ida: marcando. No había pasado el primer minuto cuando Mariano batió a Leandro y ponía por delante a los madridistas. El delantero aprovechó un robo de Marco Asensio en la presión para estrenarse. Parecía que aquella goleada en León había sido en balde y que tenían que volver a ganarse el pase a octavos de final desde cero. La ventaja de jugar con los menos habituales y con los más jóvenes hacía que todos quisieran demostrar su valía para tener más minutos. Zidane supo manejar esta situación a las mil maravilla y antes de llegar a los 25 minutos ya vencían por dos a cero. Y eso que a Mariano le anularon un segundo tanto  por fuera de juego. Que a Mariano se le caían los goles era un hecho. No es de extrañar que la mayoría de equipos de Primera preguntasen por él en verano. No obstante, sería James quien con un remate de cabeza anotase el segundo tanto de la tarde. 

Mariano Díaz, celebrando uno de los tres tantos anotados/ Imagen: Real Madrid

Jugar con el marcador a favor ayudó a que los blancos perdieran la timidez y poco a poco, sobretodo individualmente, se atreviesen con más regates y más disparos. Además, les ayudó la distancia que había entre las líneas de la Cultural Leonesa, a quienes el Bernabéu se hizo muy pero que muy largo. Uno de los nombres del partido fue Isco. El malacitano jugó en la mediapunta y fue el eje en torno al cual giró todo el ataque blanco. A hacer daño le ayudaría Odegaard con sus arrancadas desde la banda derecha. Y, como no, Mariano esperaría arriba para consumar la jugada. A escasos minutos de llegar al descanso, Mariano marcaría el tercero. El canterano aprovechó un gran pase de Carvajal a la espalda de la defensa para batir con un latigazo al guardamenta visitante. Pero al descanso llegaríamos a base de golazos. Al tanto madridista le respondería dos minutos después Yeray González para batir desde 25 metros a Kiko Casilla con un disparo potente y seco que se coló por la escuadra derecha del catalán. 

Tras el descanso, Zidane dio descanso a Isco y a Carvajal para rodar a Varane y hacer debutar a su hijo, Enzo. Fue inteligente y con el partido cerrado y la eliminatoria todavía mas reservó a los que tienen más opciones de ser necesarios el sábado. En el segundo tiempo, los pupilos de Zidane decidieron ceder la posesión a los castellanoleoneses y esperar a la contra para hacer daño. Marco Asensio retrocedió varios metros para hacer de Kroos y dejar a Enzo la jurisdicción de la parte de arriba. Precisamente de una maravillosa combinación nacida de las botas del propio Enzo llegaría el gol del canterano. El hijo de Zidane entregó a Mariano un balón, quien cedió de primeras a Odegaard y el noruego dejó el esférico al propio Enzo para que anotase el cuarto. Ese cuarto gol fue de producción made in La Fábrica. El quinto gol llegaría en los últimos minutos, obra también de Mariano. El delantero remató un centro de forma picada para mandar el segundo balón a la escuadra. Actuación sublime del catalán que pide más minutos a gritos. Morgado en el tiempo de descuento marcaría en propia puerta y cerraría el set y la eliminatoria a favor de los locales.


Anotando...

Kiko Casilla: 6. No tuvo demasiado trabajo, pero cuando lo tuvo respondió con garantías.
Álvaro Tejero: 6. Buen debut. Sin complicarse la vida y con ambición para subir al ataque. Lateral de futuro.
Nacho Fernández: 7. De central rinde y de lateral zurdo también. Sin hacer ruido siempre cumple.
Pepe: 6. Explotó su principal virtud, la anticipación, ante un rival manejable.
Dani Carvajal: 7. Muy bien atrás y sobresaliente cada vez que se incorporó al ataque. De su pierna derecha nacieron dos goles. 
Casemiro: 6. Buenos minutos para coger ritmo. Dio al equipo la unión y continuidad que había perdido sin él.
Marco Asensio: 7. Gran partido desde varios puestos distintos. La segunda parte en el medio cumplió. 
James Rodríguez: 7. De más a menos. Primera parte con gran presencia y gol incluido y la segunda parte, como el equipo, a fogonazos. 
Isco: 8. Aprovechó su oportunidad. Fue el eje del ataque blanco. Cerca del área hace daño. Y en la mediapunta, su posición natural, todavía más. 
Odegaard: 6. Le faltó regularidad. Cuando apareció fue determinante en ataque.
Mariano: 8. Superlativo. Un delantero centro prototipo. Con movilidad y gol. Gran futuro.
Enzo: 6.  Debut con gol. Participativo e inteligente en la elección.
Varane: 6. Se benefició de una segunda mitad tranquila, aunque resolvió sin problemas las llegadas leonesas.
Rubén Yáñez: 5. Debutó en partido oficial con el Real Madrid esta temporada sin apenas trabajo. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.