El 'gen Olaizola' aparece para derrotar a un Rayo bipolar

Y apareció el gen Olaizola en el Mallorca. Durante todo el partido, pero principalmente en la primera parte. Veinte minutos extraordinarios le bastaron al Mallorca para coger una ventaja de dos goles que le serían suficientes para llevarse los tres puntos. Con el mérito añadido de no poder contar con el jugador más en forma del último mes, Lekic, que causó baja por sanción. El Rayo, desquiciado, cortocircuitado y desdibujado durante la primera parte, consiguió anotar al principio de la segunda parte y tuvo opciones reales de puntuar hasta el último minuto. Los jugadores tiraron de carácter, personalidad y, sobretodo, mucho oficio para agarrar tres puntos fundamentales para hacer olvidar el mal sabor de boca que dejó el partido de la jornada pasada en el Carlos Tartiere.

El once que sacó Javier Olaizola demostraba que el técnico no se casaba con nadie. Angeliño se estrenaba como lateral zurdo y sentaba a Saúl García, que no había desentonado en las últimas jornadas. El vasco siguió con la aplicación de su filosofía de la meritocracia y Sasa Zdjelar, el mejor la semana pasada contra el Real Oviedo, repitió en el equipo titular. El Mallorca comenzaba el partido en puestos de descenso y urgía una victoria para dar un importante salto en la clasificación. Y para respirar, por lo menos, una semana. El Rayo Vallecano llegaba a Mallorca sin saber lo que era la victoria fuera de casa desde el 10 de diciembre. La vulnerabilidad atrás de los del Pipo Baraja, junto con la descoordinación en ataque que a veces anula la pólvora vallecana, la quería aprovechar el Mallorca para sumar su quinta victoria en casa.

Salieron voluntariosos los locales. El Mallorca salió con las líneas de presión muy adelantadas y dispuesto a llevar las riendas del partido. A los nueve minutos, una carrera de Lago Júnior acabaría con un regate del africano al borde del área y con el primer disparo peligroso. Era la primera advertencia. Pero al cuarto de hora, Antonio Amaya cometió un grave error en la entrega a Baena que aprovechó Lago Júnior para abrir el marcador. Brandon aguantó muy bien el balón y esperó a que el costamarfileño tirara el desmarque para dejarle el balón. El africano engañó con el cuerpo y batió a Paulo Gazzaniga. El Rayo Vallecano había dado síntomas de shock y desconexión durante un cuarto de hora. Estos síntomas se confirmaron a los veinte minutos, cuando Baena cometió un claro penalti sobre Culio. El propio argentino se encargaría de batir al portero rayista con un fuerte disparo al centro de la portería. El Mallorca se veía con un gran resultado fruto de un extraordinario inicio. Le tocaba saber jugar con el marcador a favor.

Brandon celebra el primer gol del Mallorca con Lago Júnior / Imagen: La Liga

Con el viento a favor, el Mallorca levantó el pie del acelerador durante veinte minutos que faltaban para llegar al descanso. Pero no por ello perdería el control del partido. Algunas pérdidas absurdas en el centro del campo ayudarían a que los madrileños se aproximaran al marco de Jesús Cabrero. El peligro franjirrojo correría por parte del ex mallorquinista Álex Moreno, Santi Comesaña y Jordi Gómez. Pero no hubo ningún disparo a puerta de los visitantes. Por ello, el técnico rayista  no quiso esperar más y efectuó un doble cambio al descanso. Entraron Fran Beltrán y Toni Dovale. La segunda parte no pudo comenzar mejor para los intereses vallecanos. A los dos minutos, un centro de Santi Comesaña lo aprovechó Álex Moreno para batir a Cabrero y reducir las distancias en el marcador. La segunda mitad presentaba un argumento distinto.

El gol quitó todos los miedos al Rayo, que adelantó diez metros sus líneas de presión y se mostró dispuesto a buscar el empate. No obstante, a los nueve minutos Antonio Raíllo tendría el tercero para los locales tras un saque de esquina que remató alto. Con el paso de los minutos, el partido se iría rompiendo. El centro del campo de ambos equipos desaparecería y ambos equipos irían con el pecho descubierto al ataque. Baraja movió el banquillo y dio entrada a Javi Guerra en detrimento de Aguirre. Pasados los veinte minutos, Olaizola daría entrada a James en lugar de Moutinho. Con todas las cartas sobre la mesa, el Mallorca dependía de sí mismo para ganar. Dependía de que mantuviese la concentración en defensa.

En los últimos minutos, Brandon tuvo que marcharse lesionado. El Rayo Vallecano buscó a la desesperada el tanto del empate y el Mallorca buscó la sentencia lanzando contragolpes. Pero los errores defensivos en esta ocasión no costaron el partido. De esta forma, el Mallorca vuelve a la senda de la victoria y da un salto en la clasificación. 

Anotando... 

Cabrero: 6. Aportó seguridad por arriba y paró con solvencia los disparos del Rayo. Buen partido.
Campabadal: 5. Más tímido de lo habitual. Álex Moreno le puso constantemente a prueba y le superó en el gol.
Héctor Yuste: 7. Imperial. Desvió todos los centros y secó a Manucho.
Raíllo: 7. Volvió a verse su mejor versión. Cuando no pierde la concentración es de los mejores centrales de la categoría.
Angeliño: 8. Un filón por la izquierda. Sus constantes subidos ayudaron a que el Rayo no quisiera subir desde el inicio. Muy buena carta de presentación.
Juan Domínguez: 6. Fruto de imprecisiones suyas nacieron las aproximaciones visitantes. Se siente más cómodo más arriba.
Zdjelar: 7. Sigue al alza. Fue una máquina de cortar balones. Muy inteligente. Poco a poco se afianza en el medio.
Culio: 7. Se desfondó en ataque y en defensa. Más fino de lo habitual. Fue una de las buenas noticias.
Moutinho: 5. Le está costando coger la forma esta temporada, pero no dejó de intentarlo. Ayudó en tareas defensivas.
Lago Júnior: 7. Buen partido con gol incluido. Se benefició del mar de dudas de los centrales vallecanos.
Brandon: 7. Detrás del delantero es donde más rinde. Cabalgó y marcó diferencias.
James Anthony Davis: 6. Salió para remover todavía más a la defensa visitante y cumplió.
Salomao: 6. Pudo marcar en un error defensivo rayista, pero le pilló con el pie cambiado. Partido correcto.
Saúl García: 5. Solo se encargó de defender. Salió en los últimos instantes para afrontar las embestidas visitantes.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.