Siete finales para despedir el Vicente Calderón

Diego Pablo Simeone reclama a toda su plantilla para la recta final del campeonato de Liga. Para los, mínimo, trece partidos que les quedan a los colchoneros antes de efectuar su mudanza al Wanda Metropolitano. Un largo recorrido, el de esta temporada, que está llegando a su fin y que no puede afrontarse de otra manera que entendiendo cada partido como una final. Así se lo obligan sus rivales directos por la cuarta plaza que da acceso a la previa de la Champions League. De estos trece partidos, siete se disputarán en el estadio Vicente Calderón. Serán las últimas siete ocasiones (ocho si pasan a semifinales de Champions) que el estadio verá jugar al que ha sido el inquilino de su vida.

El técnico rojiblanco no concibe otra mejor manera de afrontar estos últimos meses de competición que teniendo a todos sus futbolistas al cien por cien. "A estas alturas la diferencia de los equipos no está en los once que juegan, sino en los planteles", ha afirmado recientemente el argentino. Fiel a su idea, priorizó que todos los jugadores estuviesen en condiciones óptimas por si necesita echar mano de alguno de los menos habituales. Semanas atrás los colchoneros llegaron a disputar hasta dos encuentros en prácticamente cuatro días y ello obliga a tener a toda la plantilla preparada. Por ello, el técnico rojiblanco rotó en el partido de vuelta contra el Bayer, gracias a unas bajas pactadas en el partido de ida a modo de tarjeta. "Entrenamos para tener a todos los jugadores de la mejor manera", afirmó tras vencer al Valencia el pasado mes.

Panorámica del Estadio Vicente Calderón al término de un partido de esta temporada / Imagen propia

Una de las incógnitas que presenta el equipo de la ribera del Manzanares radica en cuál será el estado de ánimo con que afronten este tramo final. El aspecto psicológico pudo encontrar un punto de inflexión tras la derrota postrera contra el Barça en casa. Cómo afrontará este tramo final anímicamente y, sobre todo, futbolísticamente. Anímicamente van a la par: "El futbolista y el entrenador están de la mísma manera anímica. Si ganan, ambos están bien. Y si no, quieren ganar".

Será tarea del técnico conseguir que el equipo mantenga el buen nivel competitivo que ha mostrado en este inicio de 2017 para afrontar las finales que le quedan. La primera, en casa, contra el Sevilla. No obstante, luego le esperan tres verdaderas finales. Visitará La Rosaleda, donde solo ha conseguido una victoria en las últimas cinco visitas. Tras pisar tierras andaluzas, regresará a Madrid para recibir a la Real Sociedad, equipo revelación y rival directo por la cuarta plaza. Cuatro días después, volverá a defender esa plaza Champions en el Santiago Bernabéu contra el Real Madrid. Ese tramo va a marcar casi con toda seguridad las aspiraciones definitivas de los colchoneros. Nueve puntos que decidirán si luchar por la tercera plaza o solo por la cuarta. Llega el momento más decisivo de la temporada, pero la escuadra de Simeone necesita afrontarlo como siempre lo ha hecho: partido a partido

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.