La RFEF 'alquila' árbitros a la Liga de Arabia Saudí

Se trata de una práctica que seguramente hace quince años nadie se hubiera imaginado. Una práctica tan lícita como novedosa que la globalización y, sobre todo, el caudal de Oriente Medio ha hecho posible. Se habrán dado cuenta de que normalmente los colegiados no arbitran dos semanas consecutivas, puesto que en Primera División hay veinte árbitros para diez partidos por jornada. Desde hace dos temporadas, la Real Federación Española de Fútbol permite que los árbitros de Primera División vayan a Arabia Saudí a arbitrar algunos partidos cuando la federación de dicho país así lo solicite. Según fuentes cercanas al máximo organismo del fútbol español, ello es debido a un acuerdo de colaboración entre ambas federaciones. No obstante, hay que matizar que no van todos, ni tampoco van en tromba. Se han dado hasta la fecha casos contados.

El último fue Alberto Undiano Mallenco. El árbitro navarro dirigió el martes el Atlético de Madrid - Real Sociedad y horas después cogió un avión hasta la ciudad de Dammam para, el sábado a mediodía, participar en el Al Ittifaq - Al Khaleej, que acabaría con victoria local por tres goles a uno. No era la primera vez que el español impartía justicia en un terreno de juego saudí, puesto que en abril del año pasado ya dirigió el Al-Ahli - Al-Ittihad. En esta ocasión le acompañaron Diego Barrero Sevilla y su asistente habitual Jesús Zancada Lobato. Es una forma de potenciar la Liga Saudí y, a su vez, de que tanto los colegiados como la federación española hagan caja.

Pero hay más casos. El almeriense David Fernández Borbalán dirigió hace cinco meses el Al-Ahli - Al-Hilal. En esta aventura le acompañaron los asistentes Raúl Cabañero y Jorge Canelo. Un tercer nombre que también ha dirigido en la península arábiga es el madrileño Carlos Velasco Carballo. La temporada pasada fue la última de su carrera profesional arbitral. El colofón a su carrera arbitral lo tuvo siendo uno de los elegidos para ir a la Eurocopa de Francia. No obstante, un mes antes, había dirigido la final de la Copa del Rey de Arabia Saudí que disputaron el Al-Ahli y Al Nassr. Nada mal.


Undiano Mallenco, durante un partido UEFA esta temporada / Imagen: Getty

Los tres árbitros a los que Arabia Saudía hasta la fecha ha recurrido para arbitrar en su liga tienen unos rasgos comunes: son veteranos, pero, además, son mediáticos. Los tres han dirigido partidos de Champions League y encuentros de máxima exigencia en España. Velasco Carballo se retiró en junio. Undiano Mallenco lleva 17 temporadas arbitrando en Primera División y Fernández Borbalán, 13. Árbitros conocidos, mediáticos, pero con experiencia. De esta forma se comprueba cómo en el fútbol se especializa de cada vez más todo lo que le rodea. Si bien antes solamente se concebía la cesión o los fichajes de jugadores y entrenadores, ahora eso ha llegado a la figura del árbitro y en la especialización de los directores deportivos. El talonario acudió al estamento arbitral por primera vez en 2004, cuando David Dein, vicepresidente de la federación inglesa de fútbol intentó fichar a Pierluigi Collina para la Premier League, según contó la prensa de la época. 

La Real Federación Española de Fútbol lleva tiempo manteniendo relaciones colaborativas con Arabia Saudí. En septiembre de 2012 se inauguró una academia de fútbol. La última colaboración que se ha ido desarrollando en los últimos años ha sido ceder árbitros para partidos importantes de la competición. Arabia Saudí quiere escalar posiciones en visibilidad y en competitividad para poder generar mayores ingresos audiovisuales. Por ello, como indica todo patrón del marketing, acuden a las personalidades más conocidas y que generan mayor expectación. En este caso, los árbitros españoles. 

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.