Morata y Asensio no permiten distracciones

Uno puso los goles (al menos tres de ellos) y el otro, el juego y la creatividad en ataque.  Pocos entrenadores pueden fardar de tener un banquillo tan fiable como Zidane. Los dos se encargaron de dirigir la segunda línea madridista en su visita a Butarque. Una visita trampa porque llegaba con un Leganés resurgido en juego y en resultados. Los locales afrontaban con la motivación suficiente un encuentro que se había convertido en todo un trámite para los madridistas días antes de enfrentarse al Atlético, la verdadera Liga de los blancos. Para ese trámite apareció Álvaro Morata con tres goles como tres soles y un Marco Asensio que, en silencio y con menos portadas, dice y aporta mucho más que Isco y James. Se vio a un Real Madrid con tres caras: primero, arrollador durante veinte minutos, luego dormido y finalmente conservador. 

Hasta 7 titularísimos no fueron de la partida en el primer Leganés - Real Madrid de la historia en Primera División. Zidane hizo un guiño al exigente calendario que se le avecina a los blancos en este recién estrenado mes de abril y solamente Keylor Navas, Sergio Ramos, Marcelo y Casemiro huyeron del plan de rotaciones del técnico francés. Karim Benzema era el único representante de la BBC en la convocatoria, que esperaba su turno desde el banquillo. Marco Asensio, Lucas Vázquez y Álvaro Morata eran los encargados de hacer olvidar al tridente titular. El Leganés, por su parte, llegaba tras cuatro partidos consecutivos sin perder y tras puntuar contra Sevilla y Real Sociedad.

Un Butarque repleto se había dado cita para intentar presenciar un gesta histórica de su equipo. Los locales no renunciaron a ello, siempre que la técnica y el físico se lo permitió. Pero delante tenían al vigente campeón de Europa. A los dos minutos se encargó de recordarlo Álvaro Morata, quien cruzó un balón en exceso tras romper la cintura de un central local. Era la primera advertencia de un partido rico en goles. A los nueve minutos, el conjunto pepinero contestó con un disparo desde la frontal de Luciano. Pero al cuarto de hora, los blancos activaron el modo trituradora en cada error pepinero. Dejarían resuelto el partido a las primeras de cambio. O eso parecía. Un robo de Marco Asensio derivó en una carrera de cuarenta metros del mallorquín y un pase de la muerte que James Rodríguez empujó para abrir el marcador. Los blancos, solo habían necesitado un error local para golpear primero. El juego, por el momento, se lo reservaban. De otro error, esta vez en la marca, nacería el segundo gol. Un saque de esquina que se prolongó al segundo palo lo aprovechó Morata para batir a Iago Herrerín con una vaselina tras un cabezazo.

Morata y Asensio celebrando un gol con el resto de compañeros / Imagen de La Liga

Los blancos dejaron cinco minutos de tregua al Leganés. Los cinco minutos que tardaría en llegar el tercero. Nació de una magnífica conducción de Kovacic, que fue fagocitando los espacios de los centrales para, con un gran pase, dejar solo a Álvaro Morata, quien, con un derechazo por la escuadra, marcaría el tercer tanto. No obstante, los locales no estaban dispuestos a dar por perdido el partido con más de una hora pendiente. La cita y el rival pedían arriesgar. Se comprobó pasada la media hora. El valiente conjunto de Garitano y la torrija pre-Semana Santa de los blancos ayudó a que los locales se metieran en el partido. Una internada de Nico hasta línea de fondo terminó con un pase de la muerte cuyo rechace aprovechó Gabriel Pires para batir a Keylor Navas. Lo que no estaba en el guion era que dos minutos después, Luciano, tras rematar un saque de esquina, anotara el segundo sin apenas haber podido saborear el primero. El susto tardó en pasar el tiempo que el Real Madrid tardó en recuperar el balón y, sobre todo, en atacar por las bandas.

La segunda mitad no pudo comenzar mejor para el líder. A los tres minutos, una falta que sacó James en la banda izquierda la ganó por alto Morata para marcar y firmar su particular hat-trick. A partir de ahí, los dos equipos buscarían la portería contraria, pero sin la continuidad de la primera mitad. Zidane decidió dejar los últimos veinte minutos a Isco en detrimento de un cabizbajo James. En los últimos minutos entró en contacto con el balón con mayor continuidad Marcelo, lo que ayudó a que los blancos llegaran con mayor desborde. Mariano Diaz disfrutaría del último cuarto de hora del partido, que sustituyó a Morata. El entrenador madridiata quiso premiar el trabajo del canterano, que no ha disfrutado de demasiados minutos esta temporada dándole el tramo final del choque. 

Anotando...

Keylor Navas: 6. Sin paradas clave, pero con más decisión y seguridad que los últimos partidos. 
Danilo: 5. Szymanowski no dejó de meterlo en problemas. Aportaciones intermitentes en ataque.
Sergio Ramos: 5. No tuvo su mejor noche. Y los rechaces contribuyeron a ello. En la segunda mitad ganó en confianza.
Nacho Fernández: 6. Ordenado y contundente, pero con errores en la decisión. 
Marcelo: 5. Desaparecido. Apenas dejó su huella en ataque y en defensa apenas estuvo exigido.
Casemiro: 6. Espeso, pero necesario. Ningún jugador en la plantilla con su capacidad de recuperación. Timor le presentó batalla en el centro del campo.
Kovacic: 7. Muy buen partido. Con soltura, participativo y decisivo en los goles.
James Rodríguez: 6. Gran trabajo en defensa que le alejó del área, donde más brilla.
Lucas Vázquez: 7. Fue de menos a más. Aprovechó los espacios que le dejó la defensa pepinera. En la segunda parte pudo marcar un golazo.
Marco Asensio: 7. Extraordinario. De sus mejores partidos de blanco. No por goles ni taconazos. Por trabajo y desborde. Elaboró el segundo gol y distribuyó el ataque. 
Álvaro Morata: 8. Tres goles que por fin premiaron el gran trabajo que hace cada partido que sale.
Isco: 6. Con ambos equipos más partidos, aprovechó los espacios para meter balones envenenados.
Mariano Díaz: 6. No tuvo ocasiones claras para juzgarle, pero contribuyó a crear espacios para que actuara la segunda línea.
Modric: 5. Diez minutos para aguantar el centro del campo y cerrar el partido. Poco más.  

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.