Brandon toca las puertas de la permanencia

El Mallorca ganó el primero de los dos partidos seguidos que el calendario le ha puesto en casa. Una victoria que se comenzó a construir con intensidad en la primera parte y se acabó de labrar con oficio en la segunda. Brandon, con la magistral y oportuna ayuda de Lago Júnior, marcó el gol de la victoria justo después de que los bermellones hubiesen podido encajar. Un gran gol que puede valer más que una victoria. Permite que el equipo de Sergi Barjuán aproveche todavía más las derrotas de Elche y Gimnàstic, así como el empate del Alcorcón en Montilivi. Una victoria que supone que el Mallorca ya ha recortado seis puntos desde su máxima diferencia con respecto a la salvación y termine la jornada a solo dos puntos de la permanencia. El resultado mete en problemas a un Almería que salió a especular y solo cuando se vio por detrás en el marcador intentó crear peligro.

Era el partido más importante de la temporada. Para la cita, Sergi Barjuán no pudo contar con Joan Oriol por molestias musculares. El lateral zurdo lo ocupó Saúl García, adelantando la posición de Angeliño, como venía sucediendo en las últimas jornadas. La otra novedad en el once se ubicaba en el centro del campo. Cinco partidos después, Culio regresó al banquillo para dejar su puesto a Sasa Zdjelar. Al centrocampista serbio se le presentaba la oportunidad para demostrar al técnico catalán que era el recuperador idóneo para esta recta final de campeonato. El Almería llegaba con una cara muy diferente a la del comienzo de temporada. Imagen que había lavado su entrenador, Luis Miguel Ramis, en un tiempo récord. Sobre el césped, regresaba Ximo Navarro, dos temporadas después de su marcha a tierras andaluzas.

Los primeros minutos de partido se jugaron en campo visitante. Un Almería amodorrado entregó el balón al Mallorca y no se propuso peleárselo. Fruto de ello, los insulares gozarían de dos saques de esquina en los primeros dos minutos de partido. Y cinco en los primeros diez. Un inicio soñado por todo aficionado local de no ser por la indecisión que volvieron a mostrar los bermellones y que ayudó a que no hubiese cualquier opción seria de peligro. A los diez minutos, Angeliño, primero, y Lago Júnior, después, dispusieron de dos ocasiones claras para abrir el marcador. El gallego no consiguió golpear al balón tras un regate brillante del africano. En la segunda jugada, se intercambiaron los papeles para que de un centro medido del de Coristanco naciese una ocasión muy clara de Lago Júnior tras un remate que salió desviado muy cerca de la escuadra derecha. A partir del cuarto de hora, el Almería cruzó el centro del campo y comenzó a visitar con algo más de frecuencia el área de Roberto Santamaría.

Los jugadores del Mallorca celebran el gol de Brandon en la primera parte / Imagen de La Liga

De hecho, serían los almerienses quienes dispararan por primera vez a puerta. A la media hora, una internada por la banda derecha acabó con un disparo de Quique González que el guardameta mallorquinista sacó con el tren inferior. Esa jugada propició que comenzasen a escucharse los primeros silbidos de la tarde. Pronto cambiaría de opinión el público cuando, dos minutos después, Brandon Thomas, en el primer disparo a puerta de los locales, batió a Casto. El delantero de Santanyí recogió un balón rechazado de una falta que Eiriz Mata no había pitado sobre Moutinho y, desde fuera del área, batió por el lado derecho a Casto. Lago Júnior fue fundamental en la jugada, puesto que dobló al delantero mallorquín por su espalda y arrastró a los centrales visitantes. Ese hueco lo aprovechó Brandon para colocarse el balón, mirar a portería y golpear. El gol sirvió para que el Almería volviese a retroceder a su campo. Al menos hasta el descanso.

El Almería salió más combativo en la segunda parte fruto de la necesidad de empatar. Sin embargo, fue Lago Júnior quien, a los cinco minutos, pinchó magistralmente un balón alto con el pie derecho, dio media vuelta en el área, pero su disparo se marchó desviado. A partir de esa jugada, el Mallorca comenzó a encontrarse para hacerse dueño y señor del partido. El Almería fue perdiendo sus marcas en las jugadas a balón parado y su posición en defensa, lo que propiciaría que el Mallorca, a través de la velocidad de Angeliño, visitara mucho más a menudo el marco de Casto. Pero su indecisión en el área dio alas al Almería que, con algo de torpeza y lentitud, se preocupaba más de guardar la ropa que de llegar a la orilla. A los 70 minutos, una indecisión defensiva local propició una internada de Quique González, pero el disparo del vallisoletano se fue a la red exterior de la meta local.

A diez minutos del final, el Almería tendría en las botas de Fidel la ocasión más clara del encuentro. Antonio Puertas ganó el regate a Saúl y su centro lo aprovechó el delantero onubense para adelantarse a Campabadal, pero el bote pronto le cogió demasiado alto. A escaso un metro de la portería de Santamaría, el Almería acababa de perdonar el empate. El Mallorca llegó justo de fuerzas al tramo final del choque y fio todo su ataque a las carreras de Angeliño por la banda derecha. El conjunto de Ramis no había dicho su última palabra y lo demostraría con varios acercamientos peligrosos.

Anotando... 

Santamaría: 7. Solventó bien las dos ocasiones claras del Almería.
Campabadal: 6. Todos los ataques del Almería fueron por su banda y le faltaron ayudas en la primera parte.
Julio Pleguezuelo: 6. Volvió a lucir solvencia.
Héctor Yuste: 6. La presión de Quique y Pozo le impidieron que adelantara muchos metros. Imperial en la segunda parte.
Saúl García: 7. Defiende bien y sabe cuándo ha de subir. Lateral de garantías.
Zdjelar: 6. Magnífica labor. No paró de recuperar balones en la segunda mitad.
Álex Vallejo: 6. Le ganó la partida a Azeez y casi se marcó en propia. Firmó otra gran actuación.
Moutinho: 4. Presencia testimonial. Su desborde aparece por jornadas. Carreras por el campo sin frutos.
Angeliño: 7. Se volvió a activar tras varias jornadas algo apagado. Creó peligro y se asoció a la perfección con Lago.
Brandon: 7. Volvió a marcar de jugada 6 meses después. Gran gol que puede valer oro. Merecida ovación.
Lago Júnior: 7. Una máquina de desbordar. Seguramente su mejor partido esta temporada en la banda.
Culio: 5. Ejerció el último cuarto de hora de mediapunta. Algunos despistes.
Ansotegi: 6. Ayudó a defender las últimas embestidas del Almería. Siempre correcto.
Dejan Lekic: 5. Salió tarde y no tuvo tiempo de cumplir con su misión de aguantar balones.

No hay comentarios

Leave a Reply

Con la tecnología de Blogger.