La decisión del Gobierno francés dificulta la finalización de la Champions

La decisión del Gobierno francés dificulta la finalización de la Champions


F: UEFA

Francia se ha convertido en el segundo país en el que el fútbol ha parado definitivamente hasta nuevo aviso. Lo ha hecho justo siete días después de que Países Bajos anunciara el fin de la Eredivisie por culpa de la crisis sanitaria del coronavirus. Dos terminaciones que se han producido por idéntica fórmula: la imposición del Gobierno.

El pasado jueves, el Comité Ejecutivo de la UEFA se reunió telemáticamente y pidió a las Ligas y Federaciones "explorar todas las opciones posibles para jugar todas las principales competiciones nacionales, dando acceso a las competiciones de clubes de la UEFA a su conclusión natural". Para la UEFA, el "escenario ideal" era que que concluyeran las competiciones "si la situación de la pandemia lo permite".

No obstante, el Comité dejaba abierta la opción de que una liga finalizara prematuramente en el caso de que se dieran dos circunstancias: la prohibición impuesta por un gobierno o problemas económicos que pusieran en riesgo la estabilidad financiera de la competición a largo plazo.